Los patios cordobeses también son para el otoño

Rincones mágicos que se despliegan ante nuestros ojos durante estos meses tan coloridos. 

Redacción Viajar
 | 
Foto: Aitormmfoto / ISTOCK

Los patios son una de las herencias del pasado árabe de Córdoba, rincones mágicos que guardan en su interior el alma de los edificios y el sentir de sus habitantes y que sirven de punto de encuentro entre vecinos y familiares. En primavera alcanzan todo su esplendor y se llenan de color y de aroma, pero, este año, la Mancomunidad de la Subbética Cordobesa propone descubrir cómo estos espacios también se transforman en los meses de otoño y se preparan para la llegada del invierno a través de la curiosa Ruta Patios de Otoño Subbética 2020.

MJose Gomez( Emozione)

Un recorrido por más de medio centenar de patios, rincones y plazas de los municipios que componen la Subbética Cordobesa en los que, durante los meses de octubre y noviembre, se disfruta de numerosas actividades gratuitas tales como talleres gastronómicos, recitales de poesía, rutas guiadas, concursos de pintura, etc. todas ellas organizadas por los ayuntamientos de los distintas poblaciones de esta zona única y en las que se mantendrán las medidas sanitarias y de seguridad necesarias ante la Crisis Sanitaria de la COVID-19.

Para esta versión otoñal  se abren las puertas de sus más singulares patios unos particulares, otros nobles y artísticos, con los que dar a conocer barrios, rincones, plazas y plazuelas, calles y callejuelas, palacios y otros edificios públicos de la comarca configurando una ruta con alrededor de 50 tesoros recónditos que permiten al viajero obtener una nueva visión hasta ahora más desconocida de esta zona situada en el corazón de Andalucía. Estos Patios son el alma de los vecinos de estas poblaciones que con mimo cuidan cada flor, cada planta, cada maceta y cada rincón para embellecer y engalanar un poco más la vida y el paisaje de esta comarca.

Patios de la Subbética Cordobesa

El colorido de los Pensamientos, el olor de los Crisantemos que llevan impregnando la Subbética más de 300 años, la belleza de los Jazmines  que evocan los cuentos de Las mil y una noches, las Violetas y su inolvidable olor acompañadas de los Copetes, las Caléndulas o la peculiar Dama de Noche que muestran su esplendor y su aroma a la caída del sol, se mezclan creando un ambiente especial y único no solo para descubrir estas joyas sino también para disfrutar de las distintas actividades gastronómicas, artísticas y culturales que nos aguardan en cada uno de ellos. No podemos olvidarnos de la belleza que aportan las especies como el Árbol del Caqui, el Granado, el Membrillo, el Madroño, el Acerolo, el Nogal o los Castaños de Indias, todos ellas muy comunes en esta zona y que no pueden faltar en estos rincones emblemáticos.

Marina Nozhko / ISTOCK

Además, la Mancomunidad ha decidido acompañar esta ruta de Patios Otoñales con diversas actividades que tendrán aforo limitado y para las que es obligatorio inscribirse su web. Entre ellas destacan los talleres gastronómicos en Rute en los que aprenderemos a elaborar bombones con aceite de oliva o mermelada casera, las demostraciones y degustaciones de turrones, mantecados y pastas artesanales típicas de esta zona de Córdoba, recitales de poesía y monólogos teatrales, rutas guiadas por patios y rincones emblemáticos de distintos municipios o el Certamen Nacional de Pintura Al Aire Libre por las plazas y rincones de Iznájar.