Paseo por la Foz de Lumbier

La Foz de Lumbier, tallada por el río Irati, es fácilmente accesible desde el pueblo homónimo.

La Foz de Lumbier, tallada por el río Irati, es fácilmente accesible desde el pueblo homónimo. A escasa distancia de éste hay un área de información, aparcamiento y servicios. El sendero se abre paso a través de impresionantes murallas de roca sobrevoladas por rapaces. Un tramo corresponde a la antigua vía del ferrocarril maderero de Irati, que funcionó entre 1911 y 1955, y atraviesa los túneles entonces excavados en la roca. A la salida de la hoz había un puente romano que el guerrillero Espoz y Mina hizo volar para que no pudieran utilizarlo las tropas napoleónicas. La Foz de Arbayún es más salvaje aún, con paredones de casi 400 metros de altura y unos seis kilómetros de largo, siguiendo el cauce del río Salazar. El mejor mirador para abarcarla es el Alto de Iso, en la carretera NA-178 que va de Lumbier a Navascués.