Un Parque Nacional de España, entre los 10 más bellos de Europa

Un Parque Nacional de España ha sido seleccionado como uno de los más bellos de Europa, según la prestigiosa plataforma European Best Destinations

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: MEDITERRANEAN / ISTOCK

Si eres amante de la naturaleza, de los bosques, de los lagos de la flora y de la fauna, estás en el sitio correcto. Y es que procedemos a recorrer los parques nacionales más bonitos de Europa, con el fin de olvidarnos de la multitud de las ciudades para sumergirnos y relajarnos en algunos de los lugares naturales más especiales del planeta. 

¿Por qué son los mejores de Europa? Porque se han sometido a una votación de miles de viajeros y a los expertos en viajes de European Best Destinations, una prestigiosa plataforma de viajes. ¡Atentos! Porque hay un Parque Nacional de España... que nos encanta. 

1. Lagos de Plitvice, Crocia 

El Parque Nacional de los lagos de Plitvice pertenece al área kárstica de Dinaric y, debido a su geología, geomorfología e hidrología específicas, es verdaderamente una de las entidades kársticas más impresionantes del mundo.  

serts / ISTOCK

Aparte de la roca dolomítica, aquí predominan las calizas mesosoicas con inserciones de dolomía. La relación entre las dolomitas menos porosas o que retienen agua y los sedimentos porosos de piedra caliza del Jurásico en el karst ha influido en el paisaje del área en general en la actualidad.  

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de la bellísima postal que nos ofrece uno de los Parques Nacionales con más cascadas de todo el planeta. 

2. Suiza sajona, Alemania 

El Parque Nacional de la Suiza Sajona, conocido en alemán como National Park Sächsische Schweiz, es uno de los parques más bellos de Sajonia. Ubicado cerca de Dresde, este parque cubre dos áreas de 93,5 kilómetros en el corazón de la parte alemana de las montañas de arensica del Elba. 

rusm / ISTOCK

Este Parque Nacional, además, linda con otro de los parques más bellos de la zona: el Parque nacional de la Suiza de Bohemia en la República Checa. 

3. Dolomitas de Belluno, Italia 

Si eres un apasionado de las altas montañas plagadas de belleza, entonces Dolomitas es el lugar perfecto. Esta cadena montañosa situada en el noreste de Italia forma parte de los Alpes de piedra caliza del sur, extendiéndose desde el río Adige en el oeste hasta el valle de Piave en el este. 

Hoy amanecemos desde uno de los parajes naturales más bellos de Italia. Estamos en los Dolomitas, un conjunto de macizos montañosos ubicado en los Alpes orientales Italianos. Un lugar para quedarse embobados y que se muestran ante nuestros ojos como un territorio sorprendente con un encanto majestuoso. | DIETER MEYRL / ISTOCK

Los límites norte y sur están definidos por el valle de Puster y el valle de Sugana, repartiéndose casi por igual entre las provincias de Belluno, Tirol del Sur y Trentino. 

4. Taiga salvaje, Finlandia 

Conocida en Finlandia como Wild Taiga, este lugar cubre un área de naturaleza salvaje que no ha sido tocada por manos humanas y que es el lugar perfecto para ver y fotografiar animales en la naturaleza.

USO / ISTOCK

 ¿Qué podemos observar aquí? Osos pardos, glotones y lobos, alces, ciervos, ardillas voladoras, castores y algunas de las grandes aves depredadoras en su hábitat natural. 

5. Écrins, Francia 

El Parque Nacional de Écrins es un parque francés ubicado en los Alpes, cubriendo una gran parte del Massif des Écrins. Este parque ha sido galardonado como Parque europeo de la montaña por el Consejo de Europa, una excusa perfecta para admirar su belleza. 

Andrew_Mayovskyy / ISTOCK

6. Durmitor, Montenegro 

Este parque está ubicado en una amplia región montañosa en el noroeste de Montenegro y se encuentra limitado por los ríos Piva y Tara, entre los cuales encontramos 23 cimas de montañas de más de 2300 metros de altitud. 

AscentXmedia / ISTOCK

El parque tiene 39.000 acres de extensión e incluye 82 kilómetros del cañón del Tara con una altitud de 1.600 metros sobre el nivel del río. Esta región es la parte más importante de la cadena montañosa de Dinara y se caracteriza por altas cimas, abundantes bosques y profundos desfiladeros.  

Uno de los más grandes de Europa se encuentra aquí, y es el Cañón de Tara, en el que encontramos más de 1500 tipos de flor y 130 tipos de aves.   

7. Triglav, Eslovenia 

En séptimo lugar nos encontramos con el Parque Nacional Triglav, el único parque nacional esloveno. Este parque lleva el nombre de Triglav, la montaña más alta en el corazón del parque que es también la cumbre más alta de Eslovenia. 

wallix / ISTOCK

El origen del nombre Triglav es bastante incierto, pero significa “de tres cabezas”. Su nombre se debe a su forma característica vista desde el lado sureste, aunque también se dice que puede deberse a la deidad eslava más alta, que se suponía que tenía su trono en la cima de esta montaña. 

Esta montaña, además, es un verdadero símbolo nacional y aparece en el escudo de armas y la bandera nacional del país.  

8. Sooma, Estonia 

La flora y la fauna del Parque Nacional de Soomaa es, sencillamente, fascinante. Cuando se viaja por los ríos a menudo es necesario sortear troncos de álamos caído, por lo general obra de los castores. 

Karl Ander Adami / ISTOCK

Y es que lo cierto es que aquí podemos observar de cerca muchas de las particularidades de estos animales: tocones masticados y madrigueras de castores, muy visibles a lo largo de las orillas del río. Pero no es lo único que podemos ver aquí, también es un territorio dominado por una pequeña criatura amante del agua: la nutria. 

9. Ordesa, España 

No podía faltar en esta lista uno de los Parques Nacionales más bellos de España. Hablamos del Parque Nacional de Ordesa, donde encontrarás rutas aptas para todos los públicos que son perfectas para recorrer a tu ritmo los valles, dehesas y ríos que se encuentran a los pies del Monte Perdido, el pico más alto del parque con 3.355 metros. 

Ordesa y Monte Perdido | RFarrarons / ISTOCK

Sus senderos son perfectos para legar a maravillas naturales como la Cola de Caballo, donde podremos ver caer el agua desde una altura de más de 1.700 metros. También a las Gradas de Soaso o a miradores como la Garganta, en lo alto de un frondoso acantilado. 

Si tienes suerte aquí podrás observar y fascinarte con los quebrantahuesos, unas aves con alas que pueden llegar a los 2 metros de envergadura sobrevolando las preciosas cumbres de este parque. 

10. Göreme, Turquía 

El Parque Nacional de Göreme y Capadoccia es uno de esos lugares que parecen moldeados, con un diseño único provocado por la madre naturaleza. Sus laderas llenas de chimeneas de hadas o sus numerosas iglesias excavadas en la roca con frescos son algunas de las maravillas que podemos encontrar en este lugar. 

benstevens / ISTOCK

Y es que Capadocia, que fue esculpida en la toba de las montañas Ercyes y Hasan durante millones de años por la erosión de la arena y el agua, se convirtió en la sede de varias civilizaciones y en un testigo silencioso de la historia cultural de Anatolia. 

Esta ciudad, además de sus brillantes paisajes y sus famosos globos flotantes, también tiene diversas ciudades subterráneas ubicadas en varios niveles. Estos lugares fueron utilizados durante largos periodos como santuarios, en la actualidad renovados y puestos a disposición de los viajeros.