El Parque de los Macacos de Nieve de Japón, un lugar único en el mundo

En el parque Jigokudani de Japón viven manadas de primates que bajan de las frías montañas para calentarse en sus aguas termales. Verlos disfrutar de este baño relajante es un acto hipnótico...

María Escribano
 | 
Foto: SeanPavonePhoto / ISTOCK

A una hora desde Nagano, en el centro de Japón, se encuentra una de las mayores estaciones de esquí del país, la de Shiga Kogen. Situada dentro del parque nacional de Joshinetsu Kogen, es un paraíso para los esquiadores, pero también para los senderistas cuando la nieve se derrite.

Parque macacos nieve Japón Jigokudani
Parque Jigokudani.  | YSDOSM / ISTOCK

Y además de esquiadores y senderistas, hay otros personajes para los que también es un paraíso. Hablamos de los macacos japoneses, comúnmente llamados macacos de nieve, que han hecho suyo el parque de Jigokudani, en las estribaciones de Shiga Kogen.

parque Jigokudani de Japón
Los macacos de nieve, en pleno baño.  | AlexanderLaws / ISTOCK

Jigokudani, o Valle del Infierno, está cubierto por un gran manto de nieve un tercio del año y motiva referencias infernales debido a su actividad geotérmica, con sus piscinas humeantes y su olor sulfúrico. Los bosques y montañas circundantes albergan cientos de familias de macacos japoneses. Desde mediados del siglo XIX, estos macacos bajaban a buscar comida que les daban los huéspedes de la posada termal Korakukan Ryokan, lo que propició que en algún momento uno de ellos probara los placeres de sumergirse en sus piscinas calentitas. Que todos los macacos se apuntaran al bañito termal era cuestión de tiempo.

Jigokudani Hot Spring Korakukan
Posada termal Jigokudani Hot Spring Korakukan. | Dave Primov / ISTOCK

Por eso, en 1964 abrieron el Parque de los Macacos de Nieve de Jigokudani o Jigokudani Yaen Koen, para que los primates no humanos que viven más al norte pudieran disfrutar de su propio onsen y además no se dedicaran a saquear las tierras agrícolas vecinas. Desde su inauguración, el personal del parque se ha ocupado de alimentar a los monos diariamente. Viven en las montañas circundantes, pero bajan a por la comida gratuita y visitan los baños durante todo el año, aunque es más habitual verlos dentro del agua en las estaciones más frías.

Valle de Jigokudani
Valle de Jigokudani, con su actividad geotérmica.  | suriya silsaksom / ISTOCK

Para todos aquellos que visiten la zona, la mejor época para ver a los macacos es entre diciembre y marzo. Para llegar a la zona, se puede coger uno de los autobuses que van a Kanbayashi Onsen (cerca del sendero que conduce al parque) desde muchos destinos populares de la prefectura, incluidos Nagano (40 minutos), Nozawa Onsen (30 minutos), Shiga Kogen (30 minutos) y Yudanaka Onsen y Shiba Onsen (10 minutos).

Parque macacos nieve Japón Jigokudani
Parque Jigokudani. | AlexanderLaws / ISTOCK

Una vez que se llega a Kanbayashi Onsen, un paseo de entre 25 o 40 minutos por un sendero a través del bosque lleva al parque de los macacos. El sendero es transitable durante todo el año. A lo largo del camino por el bosque hacia los baños hay indicaciones que informan a los visitantes de la jerarquía social de los macacos, su comportamiento y la crianza.

Parque macacos nieve Japón Jigokudani
El parque en pleno invierno.  | pianoman555 / ISTOCK

Hay una serie de normas respecto a los animales: no se les puede dar de comer ni tocar. Está prohibido llevar bolsas con comida a la vista. Además, tampoco se les puede enseñar los dientes (especialmente a los machos grandes) y está prohibido bañarse con ellos.