El paraíso Mediterráneo está en la Riviera Albanesa

En Europa aún quedan lugares costeros idílicos y paradisiacos. El Mar Jónico nos regala playas tan espectaculares como la de Ksamil o la de Himara. Hablamos del sur de Albania, un refugio en el Mediterráneo aún por descubrir.

Marina Niemietz
 | 
Foto: j-wildman / ISTOCK

Para llegar a Albania y poder empezar esta aventura, hay varias opciones. Como no hay vuelos directos desde España, una opción es hacer escala en Italia y de ahí llegar al aeropuerto internacional Madre Teresa de la capital, Tirana. Otra alternativa es en barco, ya que Albania tiene varios puertos que conectan Italia y Grecia. Lo más sencillo es tomar un ferry desde la isla de Corfú hasta Saranda. Hacemos un recorrido exclusivamente por las aguas de la costa albanesa que pertenecen al Mar Jónico, es decir, el sur. Se trata de un tramo de más de 100 kilómetros que comienza en Vlorë y termina en el Parque Nacional de Butrinto, en la frontera con Grecia. 

zm_photo / ISTOCK

Aquí va el top 10 de sus playas:

Ksamil

Es una de las playas más famosas de Albania, seguramente por su característico color turquesa del mar. Es un archipiélago de tan solo 20 kilómetros al sur de Sarandë, que se divide en tres islas de ensueño con playas de arena blanca, islas que más bien parecen del Caribe. A tan solo 4 kilómetros se encuentra la ciudad de Butrinto, donde se puede visitar el parque arqueológico, Patrimonio Mundial de la Humanidad, según la Unesco. 

j-wildman / ISTOCK
Joel Carillet / ISTOCK

Se considera uno de los veinte destinos turísticos más asequibles. A sus islas se puede llegar nadando, sus playas están limpias y cuenta con buenas instalaciones, así como bares y restaurantes. 

Kakome

Es una de las primeras playas saliendo de Saranda. Esta cala es pequeña y está escondida, oculta entre dos promontorios y una bahía que la protege, 800 metros de altas colinas cubiertas de vegetación mediterránea. Muchos albaneses prefieren llegar a esta playa por mar, ya que las rutas para llegar en coche son de tierra. Su color turquesa se debe a la poca profundidad de la primera línea de agua. 

j-wildman / ISTOCK

En la carretera que da acceso a la playa se encuentra el Monasterio de Santa María de Kakome, un conjunto bizantino del siglo XVI, que parece vigilar la zona. Eso sí, aquí no encontrarás ni bares ni restaurantes, algo a tener en cuenta. 

Himara

Esta isla está situada en el estrecho que une el mar Jónico con el mar Adriático, concretamente, en el canal de Otranto. Es una de las principales localidades de la Riviera Albanesa, una pequeña ciudad donde sí dispone de todos los servicios: tiendas, supermercados, bancos, cajeros, farmacias, etc. Así, es considerada como ideal para hacer un viaje familiar. 

Milena Pigdanowicz-Fidera / ISTOCK

Además de la playa urbana, cuenta con tres arenales que completan la bahía. La playa de Spile, frente al paseo marítimo, es de piedras diminutas. Hacia la saluda de la localidad, dirección Saranda, está la playa de Marachi primero y, posteriormente, la playa de Potami, más larga y con aparcamiento. 

Alla Simacheva / ISTOCK

Borsh

Es el primer gran arenal de la Riviera Albanesa. ¿Lo mejor? Es casi desierta, sin apenas hoteles o restaurantes. Tiene diversos accesos desde la carretera de la costa. El principal es desde la localidad de Borsh o a través del centro de Qazim Pali. Allí sí hay varios restaurantes, apartamentos y tiendas. 

RossHelen / ISTOCK

Es, nada menos, que la playa más larga de la Riviera Albanesa, con 7 kilómetros de playa salvaje sin apenas gente disfrutando de ella. Si buscas tranquilidad, éste es tu sitio. 

Porto Palermo

Antiguamente era una isla pero ahora se ha reconvertido en península. Tiene dos playas que funden el territorio por un escueto istmo. El color de sus aguas es espectacular y el istmo nos guía al promontorio donde se asienta el castillo. El castillo-fortaleza de Porto Palermo, uno de los utilizados por Alí Dasha. Los guías turísticos lo presentan como construido en el siglo XIX pero, al parecer, lo construyeron antes. Desde allí se vislumbra una perfecta conjunción del litoral. 

carmenpalmisano / ISTOCK

Realmente, se trata de varias calitas. La principal nos da acceso a dicho castillo y cerca hay otra, con chiringuito, muy poco frecuentada.