Los paradores más bonitos de España: naturaleza, arte y tranquilidad en rincones únicos

Castillos medievales, fortalezas inexpugnables, antiguos monasterios y conventos. Son espacios cargados de historia, sede de los paradores más bonitos de nuestro país donde arte, naturaleza y, sobre todo, tranquilidad se dan cita en rincones únicos. Inolvidables.

Redacción Viajar
 | 
Foto: D.R.

España cuenta con una amplia red de Paradores de Turismo, hoteles con encanto, perfectamente equipados y restaurados para una cómoda y plácida estancia. La posibilidad de disfrutar en un hotel con siglos de historia es un lujo al alcance del viajero.

Parador de Granada

Pasar una noche en el recinto de La Alhambra, entre jardines y fuentes que evocan un pasado donde se mezcla lo árabe y lo cristiano, es la oportunidad exclusiva que brinda el Parador de Granada. Es un antiguo convento que fue construido, por decisión de los Reyes Católicos, sobre un palacio nazarí del que aún se conservan restos como la Al Qubba y la Sala Nazarí.

D.R.

Obras de arte y excepcionales piezas de mobiliario decoran el claustro y las estancias interiores. En el restaurante y en la terraza de verano se admiran las vistas de los jardines del Generalife mientras se saborea la cocina más típica, como remojón granadino, habitas con jamón y piononos de Santa Fe o los mejores platos nazaríes.

Parador de Santiago de Compostela

El Hostal dos Reis Católicos es uno de los iconos de la ciudad. Considerado el hotel más antiguo del mundo, preside la Plaza del Obradoiro junto a la Catedral. Es un lugar único y exclusivo en el que vivir en primera persona la historia, el arte y la tradición de la meta del Camino de Santiago. Para disfrutar de la mejor gastronomía gallega, ofrece platos modernos y creativos en el Restaurante dos Reis y comida tradicional en su Enxebre.

D.R.

Los 15 pueblos de España con más encanto según los lectores de VIAJAR

Parador de León

En el Hostal de San Marcos, con categoría de 5 estrellas, los visitantes podrán disfrutar de un atrio interior cerrado con un espectacular techo de madera de Lucio Muñoz. Se han restaurado algunas de sus valiosas obras de arte para recuperar su estado original, como El Nacimiento de Cristo (una joya del renacimiento realizada por Juan de Juni)o el artesonado del siglo XVI de la Sala Capitular.

D.R.

Parador de Jarandilla

Impresionante edificación donde se conservan el patio de armas, los torreones y los enormes muros de piedra del castillo de los Condes de Oropesa. Sus patios con palmeras y la piscina, rodeada de olivos y naranjos, son lugares perfectos para desconectar y relajarse. Además, la región lo tiene todo para los amantes de la naturaleza. Jarandilla de la Vera, uno de los pueblos más pintorescos del entorno, se encuentra entre sierras y gargantas, en un entorno privilegiado. Permite disfrutar de paisajes que convierten a esta comarca en un vergel.

D.R.

Parador de Cardona

Otro maravilloso castillo medieval de la red de Paradores en la provincia de Barcelona. El Parador de Cardona se encuentra en un imponente recinto fortificado del siglo IX, en lo alto de esta villa medieval. Las torres, las murallas y los fosos esconden siglos de historia. La estancia puede ser el punto de partida ideal para rutas a pie o en bicicleta, como la de los Molinos de la Sal, por la que seguirás la huella de las piedras de tres antiguos molinos del río Cardener.

D.R.