Las Palmas y el nuevo Poema del Mar en 9 pasos

Con sus excelentes vientos, su abundante vida marina y su rica tradición marinera, Las Palmas de Gran Canaria es el destino marinero por excelencia. Y, desde hace poco, es el paraíso del Poema del Mar, el gran acuario que en plena urbe abre un desconocido mundo marino.

Irene González
 | 
Foto: Juergen Sack / GETTY

Gran Canaria cuenta, a lo largo de sus 236 kilómetros de litoral, con cinco puertos deportivos, desde los que se pueden hacer tranquilas excursiones para avistar cetáceos o acceder a las playas más recónditas. La gran isla está cuajada de senderos por parajes volcánicos, de bosques de laurisilva, de olas maravillosas, de vientos permanentes y de un relieve tan heterogéneo que es difícil elegir entre sus rutas vertiginosas, o sus fondos submarinos llenos de vida.

Formaciones volcánicas en La Catedral, explosión de vida en la Reserva Marina del Cabrón o la tranquilidad de Sardina del Norte conforman un gran paraíso donde el 46 por ciento de la isla es Reserva de la Biosfera. Es una inyección de vitalidad, todo un continente en miniatura. Su origen volcánico, su accidentada orografía y su ubicación geográfica, otorgan a la isla una enorme variedad de paisajes, que van desde entornos áridos hasta densos bosques, desde las alturas del Roque Nublo, o las dunas de Maspalomas, mientras que los alisios garantizan las condiciones ideales para la práctica de las disciplinas que viven del viento.

Pero también posee una interesante urbe, su cosmopolita ciudad llena de rincones por destapar. Las Palmas, su más que interesante capital, está llena de historia, rincones, teatros, plazas y museos. Una rica y variada metrópoli que ahora cuenta con un nuevo espacio. Cerca de la emblemática Torre Woermann en el número 22 del Muelle del Sanapú, se acaba de inaugurar el Acuario Poema del Mar. En él, la magia del mar se abre como una ventana a las 350 especies que la habitan. Está lleno de tiburones, pirañas y peces payaso, lo que le hace el punto de inicio ideal para recorrer una urbe cuajada de arquitectura, gastronomía, playas, naturaleza y arte. Las Palmas tiene un poco de lo mejor de todas las islas que la rodean.

Por el mar llegaron los viajeros y los pobladores que han ido conformando la imagen abierta y amable de sus ciudadanos. Castellanos, flamencos, genoveses y portugueses buscaron aquí tierras libres para asentarse, o hacer parada de camino a América.Aquel trasiego la ha convertido en una sociedad cosmopolita. Las Palmas es todo un mundo por descubrir.