Ostia Antica y Ercolano, las impresionantes hermanas olvidadas de Pompeya

Maravíllate con su grado de conservación

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: mgallar / ISTOCK

Pompeya no sólo es uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo. Pompeya cuenta con esa aura mágica de aquellos lugares donde han ocurrido acontecimientos excepcionales, en los cuales se siente el trazo de aquellos momentos históricos que la humanidad recuerda posteriormente, a lo largo de los tiempos.

Pompeya | mantaphoto / ISTOCK

Pero al margen de Pompeya o, quizás, a pesar de ella, otros dos magníficos ejemplos del pasado romano sobresalen pidiendo una atención que normalmente acapara la célebre ciudad cubierta por las cenizas de la erupción del Monte Vesubio. Estos dos ejemplos de obligada visita son Ostia Antica y Ercolano.

Ostia Antica, el puerto de Roma

A tan sólo unas escasas decenas de kilómetros al suroeste de la capital italiana, la antigua ciudad de Ostia Antica se muestra ante nuestros ojos abrazando el último tramo del famoso río Tíber antes de desembocar en el mar Tirreno.

piola666 / ISTOCK

Una ciudad como tal que ancla su pasado cuatro siglos antes de Cristo, nacida con el ánimo de defender una zona que, por aquellos tiempos, representaba un área estratégica debido a la presencia de importantes salinas – la sal tenía un gran valor en aquella época -. Tras esta primera etapa basada esencialmente en la función militar, Ostia Antica se transformó en un importante puerto comercial ligado a Roma, convirtiéndose en la primera colonia romana.

mgallar / ISTOCK

Tras varios siglos de esplendor cayó en el olvido hasta quedar relegada a una fuente de provisión de piedra en la Edad Media para otros lugares, en especial en la costa amalfitana y la ciudad de Pisa – la famosa torre de la ciudad está construida, en parte, con algunos de estos materiales -.

mgallar / ISTOCK

A pesar de ello, ha llegado hasta nuestros días con un estado de conservación envidiable en comparación con muchas otras áreas arqueológicas; el caso de Ostia Antica representa una enorme extensión en la que podemos encontrar innumerables edificios, puertas monumentales, tiendas, el foro, palacios, almacenes, termas o el impresionante teatro, por destacar algunos de los atractivos de las instalaciones.

mgallar / ISTOCK

Una sensacional muestra del mundo romano a gran escala en la que podremos sumergirnos en la historia de esta civilización a través de alguno de los cinco recorridos temáticos que propone el área arqueológica para visitarla.

Ercolano, la joya de la erupción del Vesubio

A muy poca distancia de Pompeya, situada frente al Golfo de Nápoles, se sitúa la población de Ercolano, que toma su nombre de la antigua ciudad que aún se conserva en su municipio. Ercolano es el punto de partida en toda visita a lo alto del Monte Vesubio, precisamente por su cercanía al monte, lo que hizo que, a diferencia de Pompeya – arrasada a causa de las cenizas incandescentes – esta ciudad quedara sepultada por varios metros de lava, favoreciendo una mejor conservación.

porojnicu / ISTOCK

Dada esta circunstancia, el Parque Arqueológico de Ercolano, situado a pocos minutos a pie desde la estación de trenes, en dirección al mar, no sólo es un bien declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sino que cuenta con un grado de preservación superior al de Pompeya, lo que hace de él un espacio único.

arkanto / ISTOCK

Esta antigua ciudad romana situada en la actual región de Campania, cuenta con edificios magníficamente conservados, con algunos de ellos prácticamente intactos en los que podemos apreciar varias alturas e, incluso, muchas de las vigas y maderas pertenecientes al armazón de las edificaciones.

Al margen de todas las construcciones, al igual que ocurre con el caso de Pompeya u otras villas romanas conservadas, muchos de los objetos originales se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, donde se custodian para evitar su deterioro. Sin embargo, en Ercolano aún podemos contemplar centenares de esqueletos de los habitantes de la villa que intentaron escapar sin poder evitar, finalmente, el trágico final.

Maximoangel / ISTOCK

Una visita imprescindible en el recorrido por los vestigios romanos que fueron asolados por la erupción del Monte Vesubio del año 79.