Osona, territorio de trufa negra

¿Sabías que estamos en el mejor momento para disfrutar del diamante negro de la gastronomía? Has acertado, la trufa negra está de temporada y nos escapamos a Osona, territorio trufero por excelencia.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: VIAJAR

A dos pasos de Barcelona se encuentra la comarca de Osona, una de las delicias de Cataluña a todos los niveles. Paisajes, historia, arte y gastronomía de primer nivel, la convierten en uno de los lugares preferidos para viajeros ávidos de desconexión, de encontrar un lugar donde bajar revoluciones y conectar con la naturaleza. Sus pueblos permiten viajar a través de la historia, ya sea con sus tesoros medievales como los que se guardan en el Museo Episcopal de Vic o con sus hitos románicos como los monasterios de Sant Pere de Casserres y de Lluçà. Los paisajes de Osona no se quedan en la retaguardia, porque en la Plana de Vic y el río Ter, se desarrolla una exuberante vegetación con un valor natural sin igual. Es el caso de espacios protegidos como el Parque Natural de Montseny o el Parque del Castillo de Montesquiu, pero también de Lluçanès, un territorio ideal para pasear o realizar rutas en bicicleta.

VIAJAR

No podemos dejar de habar de sus ciudades y pueblos, desde la vida que se respira en Vic, su capital, hasta el encanto de pueblos como Rupit, Santa Maria de Besora o Tavertet, entre otros. Todos ellos dignos de visita y de perderse por sus calles.

Osona es naturaleza, encanto y vida, pero también es gastronomía. Y es que, turísticamente hablando, este ha sido uno de sus puntos claves. 'De la tierra a la mesa', es una frase que han adoptado como propia y que resume a la perfección lo que se vive en Osona. Productos como el salchichón de Vic o la trufa negra de Osona, se han ganado un puesto en el panorama gastronómico más gourmet. Y es precisamente esta última, la que protagoniza la cocina y las actividades de la comarca desde que entra el invierno. Hasta el próximo 15 de marzo, Osona celebra las jornadas gastronómicas de la trufa negra.

VIAJAR

Y ¿qué se puede hacer durante estos días en la comarca? Uno de los planes más divertidos y aptos para toda la familia, es la salida al bosque para recolectar trufa negra. Durante los 7 días de la semana, desde la empresa Temps de Tofona organizan salidas para conocer de primera mano el diamante negro de la gastronomía. Descubriréis juntos los secretos del bosque y aprenderéis a leer los rastros que deja la tierra, además de conocer cómo y dónde nacen las trufas y ver como trabajan los perros adiestrados para encontrarlas. Algunas de estas excursiones ofrecen además la posibilidad de tomar un almuerzo payés en medio del bosque, elaborado con productos de proximidad de la comarca.

VIAJAR

Recolectarla es divertido, pero degustarla mucho más y por ello desde Osona Cuina, un grupo de cocineros de la comarca que ha unido fuerzas para poner de relevancia los tesoros de esta zona de Cataluña y que cumplen 20 años, han elaborado menús especiales para todos los que les visiten estos días. Es el caso de Ca L'Ignasi, un restaurante regentado por el cocinero Ignasi Camps que presenta un menú con longaniza trufada de Casa Riera, un 'ou ferrat' con trufa y crema de patatas o un arroz de trompetas, alcachofas y mayonesa de trufa, entre otros platos. Otros como La Fonda Sala, con estrella Michelin, han elaborado un menú especial de trufa negra con platos tan sugerentes como una crema de castañas con aire de trufa, un canelón de faisán con trufa o un steak con este tesoro de los bosques, para terminar con postres sorprendentes que también incorporan el hongo en preparaciones como un helado de mascarpone con trufa negra.

VIAJAR

¿Quieres llevarte un souvenir gastronómico? Además de las trufas que podrás adquirir allí mismo, te recomendamos que visites Casa Riera, toda una institución en cuanto a salchichón de Vic se refiere. En sus visitas guiadas ofrecen un espacio sensorial que os hará disfrutar de todos los secretos de este embutido a través de todos los sentidos, además de terminar con una cata de sus productos.

Photographer: Ivan Raga Foto

¿Te quedas a dormir? Entonces toma nota de estos dos hoteles, perfectos para hacer que tu escapada sea inolvidable. Por una parte, el hotel Avenc de Tavertet, que se trata de un establecimiento sostenible situado en la cima de los riscos de Tavertet, que aúna una masía del siglo XVI, con el estilo rústico de sus cabañas y un ala moderna perfectamente integrada. Imagina despertar allí con la naturaleza como telón de fondo...

VIAJAR

Por otra parte, el punto de relax lo pone el hotel Les Clarisses, emplazado en pleno centro de Vic. Este hotel boutique rebosa encanto por los cuatro costados, además de proporcionar a sus huéspedes la tranquilidad que necesitan. Si quieres que la noche sea perfecta, reserva en una de sus suites.

VIAJAR

Tienen tres espectaculares, una de ellas con terraza privada y jacuzzi, otra con jacuzzi dentro de la habitación y la tercera, en el punto más alto del hotel, que cuenta con un comedor privado, terraza y jacuzzi con vistas a la ciudad.