Las nueve mejores playas de Cádiz

La costa gaditana posee algunas de las mejores playas de Andalucía. 

Carolina Oubernell
 | 
Foto: ISTOCK

Desde Tarifa hasta Sanlúcar de Barrameda abren al océano Atlántico nueve arcos de arena fina y dorada donde disfrutar del mejor chapuzón del verano.

Los Lances, Tarifa. | John Baran / ALAMY

Los Lances (Tarifa)

Los Lances, la playa más al sur de Europa, se extiende a lo largo de siete kilómetros junto a la ciudad de Tarifa. Es el paraíso para los amantes de los deportes del viento y la mar. Hay frente a sus orillas hoteles temáticos para los aficionados al windsurf y al kitesurf.

Bolonia (Tarifa)

Los romanos ubicaron en sus orillas una ciudad donde elaborar el gárum, la famosa salsa hecha con vísceras de pescado. Frente al conjunto arqueológico se extiende la playa de Bolonia, decorada en uno de sus extremos por la gran duna fósil que a lo largo de los siglos ha ido comiéndose el pinar que conduce hasta Punta Camarinal.

Atlanterra (Zahara De Los Atunes)

Atlanterra es una de las barriadas más conocidas de Zahara de los Atunes. La baña la playa de los Alemanes, por ser durante la Segunda guerra mundial punto de escondite para las tropas nazis que vigilaban el Estrecho de Gibraltar. Arena blanca y un ancho rompeolas junto a un paso de una de las localidades más animadas durante el verano de toda Andalucía.

Calas de La Breña, Barbate. | Jeronimo Alba / ALAMY

Calas de La Breña (Barbate)

El parque natural de la Breña y Marismas de Barbate es la única línea de acantilados que posee la costa andaluza. En determinados puntos la altura alcanza los cincuenta metros. En mitad de ese paisaje fascinante, coronado por un pinar de gran valor ecológico, despunta un conjunto de calas donde las olas rompen frente a la soledad del paisaje y el silencio de la actividad humana.

Caños de Meca (Barbate)

Es una de las playas más conocidas de la provincia de Cádiz, un lugar alternativo que en algunos puntos acoge espacios nudistas. Caños de Meca debe su nombre a las fuentes de agua dulce que descienden hasta el océano. A un lado se alza el Cabo de Trafalgar, lugar histórico donde los ingleses vencieron a los franceses y españoles el 21 de octubre de 1805.

El Palmar (Vejer de la Frontera). | geogphotos / ALAMY

El Palmar (Vejer de la Frontera)

Ocho kilómetros de arena fina y dorada frente al océano Atántico. El Palmar se halla entre Conil de la Frontera y la barriada costera de Zahora. Es abierta, ancha y soleada, de marcado carácter familiar y en los últimos años un lugar cada día más codiciado por los amantes del windsurf que ven en ella una alternativa menos masificada que Los Lances.

La Barrosa (Chiclana de la Frontera)

Es una de las playas más bellas no solo de Cádiz sino de toda Andalucía, un inmenso arco de arena fina, enclavada junto a las exclusivas urbanizaciones de Sancti Petri, próxima a sus campos de golf y a los campos de pinares que se extienden hasta las marismas de Chiclana. Es famosa, además, por acoger cuadras de caballos sobre cuyos lomos es posible galopar a la caída de la tarde.

La Caleta, Cádiz. | Lucas Vallecillos / ALAMY

La Caleta (Cádiz)

Es cierto que la provincia de Cádiz tiene playas más grandes, abiertas, limpias y paradisíacas que La Caleta. Pero no puede faltar la playa más famosa de ‘la tacita de plata’. Esa media luna abierta encajonada entre los castillos de San Sebastián y Santa Catalina, presidida por el romántico edificio del balneario, es un símbolo imperecedero de la capital gaditana.

Bajo de Guía (Sanlúcar de Barrameda)

No es una playa abierta al océano sino la desembocadura del Guadalquivir que cauce arriba es una ría hasta Sevilla. Bajo de Guía es uno de los lugares más conocidos de Sanlúcar de Barrameda, cuando más hacia la Jara las aguas son más claras, limpias y saladas. Pero esta playa familiar es un peculiar espacio de color y sonidos. Y está al lado de los restaurantes donde comer el mejor marisco.