Nueve hoteles exclusivos conectados al Océano

La elegancia es el denominador común en esta selección. Una elegancia tropical que en algunos hoteles se viste de estilo colonial, africano o asiático y cuyo atrezzo lo conforman seductores spas, piscinas infinitas y jardines inundados de heliconias, lantanas o flores de loto. Abrazados por el Índico, estos refugios cinco estrellas (no están todos los que son) parecen diseñados para despertar nuestro espíritu hedonista.
Le Touessrok
www.letouessrokresort.com
Bambú, madera, mosaicos y piedra volcánica dan forma al Hotel. Le Touessrok, un cinco estrellas Gran Lujo donde todas sus habitaciones disfrutan de vistas al Índico. Destacan las 3 villas de 430 metros cuadrados con piscina privada, acceso directo a la playa y servicio de mayordomía. En este hotel todos los detalles son cinco estrellas, desde el coñac Hennesy del minibar (113 1 la botella) hasta los masajes a cuatro manos en su espectacular Spa by Givenchy. Desde su muelle parten, cada 20 minutos, tres embarcaciones: una hacia la Isla Mangenie (propiedad del hotel), otra hacia la playa pública de la Isla de los Ciervos y una tercera hacia el Campo de Golf Le Touessrok, diseñado por Bernhard Langer y clasificado entre los cien mejores del mundo.
The Oberoi
www.oberoihotels.com
La paleta de colores que derrochan sus jardines, mantenidos cada día por un equipo de 25 jardineros, es lo primero que llama la atención en The Oberoi, un hotel cinco estrellas Gran Lujo donde se ha fusionado el carácter africano y asiático de Isla Mauricio. Los tonos ocre y crema de sus exquisitas habitaciones contrastan con el azul intenso de sus piscinas, el turquesa de sus lagunas de agua natural y el verde de sus 150 especies de árboles y flores. Su oferta de deportes náuticos se suma a un programa de actividades con catas de vino o meditación tibetana. Dispone de 16 villas con piscina privada, 6 villas con jardín privado y 48 lujosos pabellones en forma de cabañas africanas. El lujo extremo lo alcanzan sus dos villas reales, de 650 metros cuadrados cada una.
Taj Exotica Resort Spa
www.tajhotels.com
Como su nombre indica, este hotel es puro exotismo bañado de elegancia. Sus 65 villas están pensadas para parejas, salvo las dos villas presidenciales, que tienen capacidad para seis huéspedes. Disponen de piscina infinity, jardín privado, interiorismo ecléctico de estilos colonial, indio, africano y árabe, y un salón principal abierto al exterior con vistas a la Bahía de Tamarin. Su restaurante Cilantro merece una parada gastronómica, así como su fabuloso spa, en el que dos médicos venidos de la India diseñan las terapias ayurvédicas más apropiadas para cada cliente.
The Residence
www.theresidence.com
Este establecimiento hotelero de estilo colonial cuenta con una de las mejores playas del país. Sus 135 habitaciones y 28 suites están aromatizadas con Ylang-Ylang, un aceite esencial de aroma dulce que sirve de base para los perfumes. Se recomienda una cena con vistas al océano en su restaurante The Plantation. Este hotel imparte clases de español a su plantilla debido al gran volumen de turistas procedentes de nuestro país que recibe cada temporada.
Dinarobin Golf Spa
www.dinarobin-hotel.com
Entre la playa y las montañas de la Península de Le Morne se encuentra situado este resort, de categoría cinco estrellas, perteneciente a la cadena Beachcomber. Sus 172 suites se dispersan en forma de bungalós de estilo mauriciano proporcionando unas espléndidas vistas al Océano Índico. Merece un capítulo destacado su Spa by Clarins, que dispone de una suntuosa área de balneoterapia de clara inspiración japonesa, salas de masaje con jardín privado y sofisticados interiores de estilo asiático.
One Only Le Saint Géran
www.oneandonlylesaintgeran.com
El espectacular lobby nos anuncia la majestuosidad de un hotel en el que las actividades deportivas están muy presentes: campo de golf diseñado por Gary Player, cinco canchas de tenis, catamaranes, submarinismo, windsurf... Una de sus joyas es el restaurante Spoon des Îles, la primera aven tura fuera de París del Spoon de Alain Ducasse, en el que se preparan platos mauricianos con técnicas francesas. Su decoración, firmada por Philippe Starck, fusiona mobiliario francés del XVII con piezas contemporáneas. Una vez al mes celebran la Fiesta de la Luna Llena en una jaima blanca desplegada en la playa, con música en directo y comida india.
Le Telfair Golf Spa
www.letelfair.com
Su peculiar proyecto arquitectónico le confiere un "efecto isla" muy evocador: sus 158 habitaciones están envueltas por una exuberante vegetación tropical a base de tamarindos y buganvillas, el río Citronniers y la playa. Los huéspedes pueden disfrutar de recorridos guiados en todoterreno o quads y del campo de golf Le Golf du Château en su reserva natural Valriche. Impresiona la suite honeymoon de su spa Six Senses. Entre los meses de octubre y marzo organizan excursiones para realizar pesca de altura.
Mövenpick Voile d''Or Resort Spa
www.moevenpick-hotels.com
La multinacional de origen suizo firma este impresionante hotel de 181 habitaciones situado en un enclave privilegiado del suroeste de la isla. Los huéspedes alojados en las categorías Suites y Club tienen a su disposición la Casa Colonial Club de Mövenpick Voile d''Or, que está concebido como un hotel dentro de otro hotel con ventajas exclusivas para sus clientes. Destaca su suite real, de 275 metros cuadrados, con piscina y jardín privados.
Le Prince Maurice
www.princemaurice.com
Perteneciente a la prestigiosa red Relaix Chateaux, a este hotel podría aplicársele la metáfora de constituir "un paraíso envuelto en agua", y es que todas sus 89 lujosas suites (12 son villas individuales con piscina privada) están bordeadas por la playa, por las aguas turquesas de una laguna natural, por el exotismo de sus estanques con peces o por la increíble piscina infinity que recibe al visitante nada más atravesar el lobby de mármol del establecimiento. Le Prince Maurice dispone también de una biblioteca con jardín tropical que atesora una amplia colección de libros y DVD, y un spa perteneciente al Instituto Guerlain donde todo su personal se ha formado en París.