Navidades muy europeas

Europa, el destino navideño más tradicional, sigue sorprendiendo con propuestas como cenar en Nochevieja en una mina polaca o asisitir al desfile Disney en París.

Derroche de fiesta en Edimburgo
La capital escocesa se convertirá una vez más en la ciudad europea más animada con su fi n de año y las celebraciones nocturnas del Hogmanay (del 29 de diciembre al 1 de enero). La Procesión de las Antorchas y las numerosas actuaciones callejeras exhibidas a lo largo de George Street se encargarán de abrir boca antes de la llegada del plato fuerte, la Nochevieja, donde más de 100.000 personas saldrán a la calle para asistir a la Royal Bank Street Party (entrada: 5 €) y bailar ante los tres escenarios levantados en Princess Street. Otras propuestas para la noche son los conciertos celebrados en los jardines del Castillo (35 €) y la fiesta The Hoog, en el Assembly Rooms, en George Street, que por 50 € incluye cena y música en vivo. Sin olvidar también el impresionante espectáculo de ocho toneladas de fuegos artificiales a las 12 de la noche.
www.edinburghshogmanay.com

De gala a 150 metros bajo tierra
A tan sólo diez kilómetros de la ciudad polaca de Cracovia se encuentran las minas de sal de Wieliczka, explotadas desde el siglo XI y una de las principales atracciones del país, con un millón de visitas anuales. Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978, sus nueve niveles albergan cámaras, salones, lagos y corredores a lo largo de 300 kilómetros de longitud y 327 metros de profundidad. Sus oscuras galerías se convirtieron con el paso de los siglos en bellas salas decoradas con imágenes, columnas y balaustradas talladas en sal. La empresa Poloniatour propone un paquete que, desde 1.059 €, incluye Cena de Gala de Nochevieja en las minas, vuelo regular a Cracovia y cuatro noches en un cinco estrellas. La salida es el día 29 de diciembre.
www.poloniatour.es

Picasso y Kandinsky en Budapest
Al tradicional mercado de Navidad de Budapest, que cada año atrae a turistas nacionales e internacionales, se une este año la oportunidad de admirar en el Museo de Bellas Artes Szepmuveszeti las obras maestras de la colección privada del suizo Hermann Rupf. Esta exposición itinerante, que llega a la capital húngara tras su paso por Berna y Grenoble, reúne las pinturas más importantes que Hermann Rupf, crítico artístico y musical, adquirió durante las primeras décadas del siglo XX. Entre ellas destacan importantes creaciones de Picasso o Braque dentro del cubismo temprano, así como de Gris o Léger, junto a los abstractos Paul Klee y Kandinsky. La muestra permanece abierta hasta el 27 de enero. Viajes Marsans propone una escapada de fin de semana a Budapest con vuelo y alojamiento en hotel de tres estrellas desde 274 €.
www.marsans.es

Mercadillos y ponche en Viena
Fue a finales del siglo XIII cuando Albrecht I le concediera a la ciudad de Viena el privilegio de acoger en diciembre el Krippenmarkt o mercado de belenes. Desde entonces, esta tradición se ha convertido en una de las citas más populares. De entre los más de 20 mercadillos navideños que comienzan a aparecer por la urbe desde mediados de noviembre, sobresale el Christkindlmarkt o Mercadillo del Niño Jesús. Situado en la Plaza del Ayuntamiento, sus más de 140 casetas de madera atraen cada año a tres millones de personas, lo que le convierte en el más importante del país. Se pueden comprar adornos para el árbol, probar dulces típicos como los muskatnockerln o beber un poco de los 10.000 litros de glühwein (vino caliente con canela) que se consumen al día durante las fiestas. Otros de los mercados que permanecen abiertos hasta Nochebuena son los levantados frente al Palacio Belvedere, la Iglesia de San Carlos Borromeo o el Palacio Schönbrunn, donde se pueden encontrar los mejores objetos de artesanía.
www.wien.info

De compras en limusina por Milán
La meca de la moda italiana bulle de animación durante las fiestas navideñas. No en vano, de aquí procede uno de los dulces más navideños: el panettone. Desde el 1 de diciembre y hasta el 15 de enero, el lujoso hotel Principe di Savoia invita a descubrir Milán con el paquete I love Christmas Shopping, que aúna compras y gastronomía para disfrute de los más sibaritas. Por 1.304 € ó 1.714 € dos personas alojadas en categoría Deluxe Mosaic Room Double y Elegant Suite, respectivamente, cuentan con dos noches de estancia que incluyen el desayuno. Además, encontrarán un panettone y una botella de champán a la llegada, dos horas de asesoramiento de imagen, servicio de limusina durante las compras, un personal shopper que lleva a los clientes a las tiendas más deseadas -Armani o Gucci- y a pequeñas boutiques; acceso libre al Club 10 Fitness. El paquete lo remata un tratamiento de spa en la habitación y una cena para dos en el restaurante Acanto.
www.principedisavoia.com