Una ruta monumental por Murcia

Nos paramos, admiramos y nos sorprendemos con la monumentalidad de Murcia. ¿Nos acompañas?

Redacción Viajar
 | 
Foto: Rudolf Ernst / ISTOCK

Murcia capital, además de ser una ciudad metropolitana con una gran vitalidad en sus calles, cuenta con edificios históricos que merecen ser observados de cerca. Y es que a través de sus calles, en cada esquina o cruce, nos encontramos con una iglesia gótica, renacentista o barroca.

Y ahí reside la magia de observarlas y admirarlas. Es por eso que hoy recorremos la Murcia histórica, esa ciudad que nos sorprende con la diversidad de sus iglesias, cada una con su propia historia.

Iglesia de San Andrés

Antiguo convento de San Agustín, muy ligado a la historia de la ciudad. Concluida hacia 1689, alberga en su interior la capilla de la Virgen de la Arrixaca, antigua patrona de Murcia, diferenciada como si fuera una iglesia dentro de otra iglesia, se tuvo que reubicar al finalizar las obras de la actual planta. La iglesia cuenta con importantes obras de Salzillo: San Andrés y San Roque.

Iglesia de San Andrés, Murcia | Gregorico

Iglesia de Jesús

De planta octogonal, fue levantada hacia 1670 y concluida en los años finales del siglo XVII como iglesia propia de la Cofradía de Jesús. Es un verdadero teatro pensado para mostrar los misterios de la pasión. Salzillo realizó para el recinto los famosos pasos procesionales de la mañana de Viernes Santo, logrando un escenario armónico entre arquitectura y escultura. En las tribunas se conservan todavía originales, las pinturas de Pablo Sístori, de 1792.

Iglesia de Jesús, Murcia | Gregorico

Iglesia de Agustinas Descalzas

El convento narra la historia de una comunidad establecida en 1616 por un grupo de monjas venidas de Almansa. La iglesia está dominada por un importante retablo, levantado hacia mediados del XVIII para alojar la imagen de San Agustín, el fundador de la orden, una monumental escultura de Salzillo. Otra obra de gran encanto que se encuentra en su interior, es Santa Cecilia de Roque López, una versión singular de la protectora de la música acompañada de un órgano doméstico.

Iglesia de Agustinas Descalzas, Murcia | Morini33

Iglesia de San Nicolás

Este templo es muy espacioso y posee gran riqueza constructiva. La gran cantidad de elementos ornamentales da una sensación de mayor barroquismo. En el interior, el retablo mayor se suma también a la fastuosidad del templo, que conserva, además, esculturas importantes de los siglos XVII y XVIII de Salzillo, Alonso Cano y Pedro de Mena.

Iglesia de San Nicolás, Murcia | Gregorico

Iglesia de San Pedro

Esta iglesia es de dimensiones más reducidas que las anteriores. Cuenta con una importante función ornamental en lo que a su mobiliario litúrgico se refiere, especialmente, el de su capilla mayor, cuyo patronazgo ejercía la familia Saavedra, y por un monumental retablo obra de Nicolás de Rueda con esculturas de Salzillo y Roque López. El camarín muestra la imagen del titular, hecha por Salzillo.

Iglesia de San Pedro, Murcia | Gregorico

Iglesia de San Miguel

De origen medieval, ha sufrido profundas reformas hasta el siglo XVIII. Preservada de destrucciones y transformaciones posteriores, el interior es un reflejo del esplendor dado a los templos murcianos en el siglo XVIII tanto por la unidad formal de sus retablos como por la brillantez de sus arquitecturas doradas. Toda la iglesia es un escaparate para la escultura de Francisco Salzillo, repartida por el edificio. 

Gregorico

Iglesia de Santa Clara

Pertenece al conjunto de Santa Clara la Real, el cual ha sufrido diversas transformaciones que han hecho del convento un núcleo artístico de primera magnitud. Las transformaciones llevadas a cabo entre 1744-1748 revistieron el templo de retablos y yeserías que le dieron el aspecto fastuoso actual y la novedad de su gran baldaquino.

Iglesia de Santa Clara, Murcia | Bertobarc90

Iglesia de Santo Domingo

La singularidad de la iglesia, conectada a la capilla del Rosario (s. XVI) y abierta a dos frentes de la ciudad, motivó que tuviera dos fachadas en sus extremos: la poniente, frente al teatro Romea y la levantada en ladrillo hacia la plaza de Santo Domingo la cual es una falsa fachada cuya misión es dar un remate monumental al espacio abierto de la plaza.

Iglesia de Santo Domingo, Murcia | Morini33

Iglesia de la Merced

En esta iglesia destaca la gran muestra escultórica tanto de su fachada, como de su interior. El retablo mayor fue levantado en 1744 según los esquemas de Jaime Bort en la fachada principal de la catedral. Destacan las esculturas de Nicolás Salzillo así como la tabla de Senén Vila.

Iglesia de la Merced, Murcia | Morini33

Iglesia de Santa Eulalia

Trazada en 1765 presenta una de las portadas más dinámicas de toda la arquitectura religiosa de Murcia. Pablo Sístori pintó los retablos de perspectiva de la capilla mayor y el crucero con la técnica del tranpantojo. Esta iglesia ofrece varias esculturas de Salzillo, en cuya vecindad se alza la capilla de San José.

Iglesia de Santa Eulalia, Murcia | Gregorico

Iglesia de San Juan Bautista

Iniciada en 1750, destaca la importancia simbólica del altar gracias a un monumental baldaquino. Además del venerado Cristo del Rescate, la iglesia conserva destacadas obras: San Isidro Labrador, de Salzillo, Santa María de la Cabeza, de Juan Porcel y la sillería coral del siglo XVIII.

Iglesia de San Juan Bautista, Murcia | Morini33

Iglesia de San Juan de Dios

Edificada a partir de 1764. Su planta elíptica se adecua perfectamente  a los propósitos de su fundación: la adoración del sacramento en una famosa custodia. Hoy en día es un museo y cuenta con importantes restos árabes en su sótano.

Iglesia de San Juan de Dios, Murcia | Gregorico

Iglesia del Carmen

Cruzando el Puente Viejo el paseo nos lleva hasta la Iglesia del Carmen, antiguo convento de Carmelitas Calzados, ubicado en 1586, tras ciertos enfrentamientos con los agustinos, en el lugar de la ermita del glorioso San Benito, extramuros de la ciudad. Derribado el viejo convento en 1835, sólo queda la iglesia actual, iniciada por los frailes en 1721 en tiempos de Belluga y consagrada en 1769 por Diego de Rojas Contreras, benefactor del convento a cuyo cargo quedó el desaparecido retablo de perspectivas de Sístori y la imagen de la titular.

Iglesia del Carmen, Murcia | Gregorico

Aunque el nombre de Fray José Chover ha sido mencionado como el principal de sus autores, el largo período de edificación introdujo modificaciones en su plano y la posibilidad de que otros artífices (Martín Solera) intervinieran en su construcción.