Sin cruceros, sin masificaciones... ¿Es el mejor momento para visitar Venecia?

La ciudad de los canales se ha empeñado en celebrar su festival de cine, el primero de la era COVID, mientras se replantea el futuro de su turismo

Redacción Viajar
 | 
Foto: bpperry / ISTOCK

El 77 Festival Internacional de Cine de Venecia comienza hoy entre la incertidumbre. En primer lugar, la situación actual de la pandemia está haciendo que en los últimos días haya bailado bastante el jurado. A última hora se incorporaba, por ejemplo, el actor Matt Dillon para sustituir al cineasta rumano Cristi Puiu. También se espera que haya menos estrellas de Hollywood y nada de alfombra roja con público. Además, se han instalado escáneres térmicos para acceder al Lido, donde se desarrolla el festival.

Es el festival de cine más antiguo del mundo.  | Stefano Mazzola/Awakening / GETTY

Una de las películas proyectadas en la preapertura ha sido Molecole, de Andrea Segre, rodada en la ciudad de los canales durante el confinamiento, cuando estaba vacía y no había turistas. Tal vez una premonición de lo que iba a seguir pasando en verano, ya que Venecia no ha recuperado a los turistas.  

MANIFESTACIONES

La ciudad ha vivido en las últimas semanas varias manifestaciones a consecuencia de la caída del turismo. Entre los que protestan se encuentran transportistas, operadores portuarios y otros comerciantes que han visto reducir su trabajo a la nada desde que los cruceros no paran en Venecia. Y parece que no van a hacerlo hasta finales de año. Según una estimación de Confesercenti, la confederación italiana de operadores comerciales, turísticos y de servicios, Venecia ha perdido este año 13,2 millones de turistas y un total de 3.000 millones de euros. 

Los cruceros entran por el canal de la Giudecca.  | anzeletti / ISTOCK

Algunos ven en este descanso de cruceros una oportunidad para replantearse el turismo de la ciudad. Es decir, que los cruceros dejen de pasar tan cerca de San Marcos, evitando así el deterioro de los canales, y empezar a apostar por un tipo de turista que no solo se baje del barco para tirarse una foto, sino que pernocte dos o tres días en la ciudad, visite más zonas de ella y consuma mientras tanto.

DESVIANDO CRUCEROS

Entre las opciones que baraja la ciudad para desviar a los futuros cruceros y que estos no se acerquen tanto a Venecia están las siguientes:

  • Terminal de Fusina: situada enfrente de Venecia, pero en tierra firme, si los cruceros pararan aquí, la gente luego se podría trasladar a Venecia en ferry llegando a la estación de Zattere, a tan solo 15 minutos andando de San Marcos. 
  • Porto Marghera: una de las maneras menos dañinas de llegar a Venecia es ir en tren hasta la estación de Porto Marghera y desde allí trasladarse a la Estación de Santa Lucía, ya en Venecia. Pero si los cruceros atracaran en Porto Marghera, donde ya lo hacen los petroleros, también se podría trasladar a los turistas en coche o autobús a través del Puente de la Libertad. 
Vista aérea de la ciudad de Chioggia. | NordicMoonlight / ISTOCK
  • En Ghioggia: una de las propuestas es construir una terminal en Chioggia, una localidad todavía más alejada de la ciudad. 

MOMENTO DE VIAJAR

Según el estudio realizado por el Post Office inglés y del que te hablábamos hace unos días, la mayoría de ciudades europeas están más baratas que antes de la pandemia. En concreto, Venecia está un 6,6 % más barata, quizá un motivo más para visitarla en estas fechas y empezar a contribuir a ese nuevo tipo de turismo que ansían muchos venecianos. 

Más allá de quedarte en la Plaza de San Marcos y comprarte un llavero, esta podría ser una miniguía del nuevo turista en Venecia:

  • Pernocta en un hotel dos o tres noches: Que no te asuste quedarte en la misma Venecia. Hay hoteles de unas tres estrellas que no están mal de precio (por unos 176 euros puedes encontrar alojamiento para dos noches, dos personas). Además, la sensación de despertar y estar ya dentro de la ciudad, en vez de en el Lido, por ejemplo, es indescriptible.
Hoteles en Venecia.  | bortnikau / ISTOCK
  • Visita y come en uno de sus campos. Por ejemplo, en el de San Polo o en cualquiera de los situados en Dorsoduro. En este tipo de placetas encontrarás bancos en los que sentarte a recrearte en la ciudad mientras te tomas uno de los típicos spritz. 
Campo de Santa Margherita. | TomasSereda / ISTOCK
  • Llega a rincones más lejanos. Seguro que te parece que la iglesia de la Madonna dell'Orto está lejos de San Marcos, pero en 25 minutos andando te plantarás en ella y merece la pena solo por observar las pinturas de Tintoretto. También encontrarás obras del genial pintor en la Scuola Grande di San Rocco.
Iglesia de la Madonna dell'Orto. | AlbertoSimonetti / ISTOCK
  • Date una vuelta por los Giardini della Biennale, que fijo que es el típico sitio al que no irías en otra época. Aquí es donde se celebra la Biennale de Arte. Además, es una manera de acercarte al Arsenal de Venecia, situado a pocos metros de Giardini y que también incluye algunas exposiciones de la Biennale.
Giardini della Biennale. | simona flamigni / ISTOCK
  • Momento compras. Hay más tiendas en Venecia que las típicas de llaveros. Artesanos del vidrio o de la piedra que también tienen sus locales en la ciudad de los canales y cuyos recuerdos perdurarán más en el tiempo. 
San Polo. | ArtMarie / ISTOCK
  • Momento restaurantes. También hay más restaurantes que los típicos preparados para turistas. Tabernas de toda la vida venecianas, como Cà D'Oro alla Vedova, donde degustar especialidades de la región. En muchos de los campos encontrarás también pizzerías, como Muro Frari, con ofertas también de ensaladas.