Mira el mundo al revés en estos sorprendentes destinos del hemisferio sur

Sólo una cuarta parte de los países del mundo están aquí

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: agustavop / ISTOCK

La mitad austral de la Tierra, donde las sombras, los vientos y el agua giran en sentido inverso a como lo hacen en el hemisferio norte, es un mundo que nos resulta en ocasiones exótico y lejano.

Con poco más del diez por ciento de la población mundial y una superficie terrestre mucho menor que al norte de la línea del ecuador - la mayor parte está ocupada por los océanos Índico, Atlántico y Pacífico -, el hemisferio sur engloba sin embargo países en los que existen lugares increíbles. Destinos perfectos para viajes que nos harán volar la imaginación…

Mozambique

Pom669 / ISTOCK

La República de Mozambique, situada en el sureste de África, representa la mayor planicie costera de este vasto continente. Su localización hace de ella un país tropical marcado por la presencia del océano Índico.  Sin ser un destino turístico tradicional de esta región, en los últimos años se está volviendo a dar a conocer gracias a los muchos atractivos que esconde a lo largo y ancho de su territorio.

nicolasdecorte / ISTOCK

La Isla de Mozambique, un paraíso de playas increíbles y un genuino aire colonial, se une a lugares célebres como la Playa de Vilanculos, desde donde se suele partir hacia el Archipiélago de Barazuto. No nos olvidamos de Tofo, punto costero mundialmente conocido por ser un magnífico lugar para hacer submarinismo, pudiendo bucear incluso con tiburones ballena.

Zambia

Delpixart / ISTOCK

Haciendo frontera con Mozambique pero ubicado hacia el interior del continente, Zambia es, junto con Zimbabue, el hogar de una de las maravillas naturales más impresionantes del mundo, declarada Patrimonio de la Humanidad. Nos referimos a las famosas Cataratas Victoria, conocidas localmente como Mosi-oa-Tunya «el humo que truena», debido al estruendo y el vapor de agua que se forman tras el salto del río Zambeze a lo largo de 1,7 kilómetros y alrededor de 100 metros de alto. Aquí se encuentra, además, la considerada como «piscina más peligrosa del mundo», la Piscina del Diablo o Devil’s Pool.

wildacad / ISTOCK

Un país en el que predominan la selva y la sabana y en el que es posible encontrar parques nacionales extraordinarios, como el Lusaka – uno de los mayores del continente -, o el de South Luangwa, conocido por la variedad de la fauna que en él habita, así como por la calidad de los servicios que se ofrecen en el Parque Nacional.

Namibia

evgenyvasenev / ISTOCK

Un poco más abajo de Zambia y al oeste, en la costa atlántica, aparece la enigmática Namibia, marcada por el desierto que le da nombre – considerado el más antiguo del mundo -, donde se encuentra el célebre salar de Sossusvlei, situado dentro del Parque Nacional de Namib-Naukluft, de donde salen las imágenes más típicas e icónicas del país con las enormes dunas de arena roja.

paulafrench / ISTOCK

Precisamente las escasas precipitaciones que se dan en buena parte del territorio han hecho de algunas áreas, como el Parque Nacional Etosha, uno de los mejores lugares para poder admirar una gran diversidad de animales en libertad, debido a la concentración de los mismos en torno a las escasas charcas. Otro de los espacios marcados por la aridez que representa la personalidad de este país es el Desierto del Kalahari, que comparte con Botsuana y Sudáfrica.

Papúa Nueva Guinea

Velvetfish / ISTOCK

Papúa Nueva Guinea ocupa una de las partes en que se divide la isla de Nueva Guinea, situada al norte de Australia, a la que hay que sumar un buen número de islas que emergen en los alrededores. Considerado uno de los países con mayor diversidad cultural del mundo, hablándose aún en la actualidad más de 800 idiomas distintos, es también un destino poco recurrente que ha hecho que dicha diversidad siga prácticamente intacta.

Velvetfish / ISTOCK

Es, además, uno de los países con mayor diversidad natural del globo, siendo este par de factores los principales motores del atractivo de estas remotas tierras. La selva tropical es, por tanto, un espacio a explorar salpicado de aldeas, fauna y vegetación que harán cumplir los sueños de cualquier persona aventurera.

Joel Carillet / ISTOCK

Para las más intrépidas les espera el famoso Sendero de Kokoda – uno de los caminos más difíciles de transitar del mundo -, que une ambas costas a lo largo de 100 kilómetros.Sus barreras coralinas, sus espectaculares fondos submarinos o playas paradisíacas de arena blanca como las de las Bahías de Kimbe y de Milne, se suman a la rica diversidad natural.

Paraguay

Jan-Schneckenhaus / ISTOCK

El país del idioma guaraní está emplazado en el interior del cono sur de América. Aunque no cuenta con salida al mar, la presencia de grandes ríos como el Paraná y el Paraguay han hecho de él, sin embargo, un país ligado a la presencia de agua.  El Gran Pantanal en Fuerte Olimpo, el Salto Cristal, los Saltos del Monday o el Lago Ojo del Mar, son algunas de las maravillas que dan buena fe de esa relación con el agua. Junto a ellas, no hay que olvidar que Paraguay es un excelente punto de partida para visitar las Cataratas del Iguazú, que se encuentran colindantes con su frontera. 

agustavop / ISTOCK

Siguiendo la línea del curso fluvial del río Paraná, otro de los puntos de mayor interés del país son Las Dunas de San Cosme y Damián, ubicadas en el Lago Yacyretá, un paisaje inigualable. Más allá de todos esos atractivos, la capital, Asunción, merece un recorrido por sus calles para descubrir el patrimonio que atesora; un patrimonio histórico del que Paraguay presume a través de los restos de sus importantes misiones jesuíticas, la de La Santísima Trinidad de Paraná y la de Jesús de Tavarangüé, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad.

imantsu / ISTOCK