Almonaster la Real, nos adentramos en uno de los 'Pueblos más Bonitos de España'

Transpórtate a los tiempos del Califato en uno de los pueblos más bonitos de España

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: siete_vidas / ISTOCK

En el interior de la provincia de Huelva estamos acostumbrados a ver escenas de dehesas donde cerdos ibéricos campan a sus anchas. La gran fama de pueblos como Jabugo o Cortegana u otras tantas localidades en las que se produce el jamón de la Denominación de Origen Protegida Jabugo, han quizás eclipsado de alguna manera otras áreas y poblaciones de este territorio que son dignas de admirar.

Luis Rogelio

Una de ellas es el núcleo de Almonaster la Real, que se encuentra situado muy cerca de Jabugo y Cortegana pero algo más al sur, en pleno espacio natural serrano del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Lux Blue / ISTOCK

Allí, en un entorno de alto valor ecológico adscrito al Corredor Biológico Mundial, se levanta una villa histórica de esencia islámica donde se encuentra una de las mezquitas andalusíes mejor conservadas de España, además de otras sorpresas patrimoniales.

Uno de los pueblos más bonitos de España

Situada a algo más de cien kilómetros de la ciudad de Huelva y cercana a la frontera con Portugal, Almonaster la Real está incluida dentro de la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España.

Luis Rogelio

Su nutrido patrimonio se enmarca en unos paisajes excepcionales con todo el carácter serrano, con extensos bosques mediterráneos de gran riqueza natural. Una fisionomía que lleva escrita la personalidad de todo el término municipal, considerado un punto estratégico en la actual iniciativa del Corredor Biológico Mundial, un proyecto internacional encaminado a la cooperación local contra el cambio climático.

El Pantera

Su gran valor ecológico, en un contexto de Reserva de la Biosfera como es el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, se une con la incuestionable riqueza histórica y arquitectónica del conjunto urbano de la localidad, declarado Bien de Interés Cultural. Sus calles empedradas nos conducen por un viaje hacia atrás en el tiempo, en el que se pueden distinguir elementos de varias épocas, con la esencia de un asentamiento cuya importancia fraguó a partir de la aparición de la civilización islámica en estas tierras, tal y como nos anuncia a los cuatro vientos el propio nombre de la población.

jarcosa / ISTOCK

Almonaster la Real conserva la toponimia con la que los musulmanes conocían a este punto de Al-Ándalus, debido a la presencia de una antigua basílica monasterio de origen visigodo que sirvió como base para la futura construcción de la famosa mezquita que podemos disfrutar en la actualidad.

Una mezquita y una plaza de toros juntas

El municipio de Almonaster la Real puede presumir de contar con monumentos de un valor histórico-artístico de primer orden. Ejemplos sobresalientes como puedan ser la iglesia gótico mudéjar de San Martín, que contempla los estilos de varios siglos o, a las afueras, la excepcional ermita de Santa Eulalia, cuyo ábside pertenece a un antiguo mausoleo de época romana construido hace dos milenios y que en la actualidad es el destino de la romería más antigua de España, celebrada desde principios del siglo XVII.

siete_vidas / ISTOCK

Pero al margen de ellos, si hay un monumento que destaca en la localidad por encima de todos ese es la mezquita. Una antiquísima construcción construida durante el Califato de Córdoba, entre los siglos IX y X, que es célebre por ser la única mezquita andalusí conservada prácticamente en su integridad en una zona rural española.

Coronando un cerro, la mezquita es uno de los pocos testigos que aún podemos admirar de los inicios de Al-Ándalus, cuya apariencia rústica y fuera de lo establecido llama poderosamente la atención para este tipo de estructuras. El alma omeya se palpa en sus piedras mientras que elementos romanos y visigodos se entremezclan en su arquitectura al haber sido aprovechados de épocas anteriores cuando fue erigida, como se puede observar de manera más notable en los capiteles.

siete_vidas / ISTOCK

Penetrar en las diferentes salas significa sumergirse de lleno en la religión islámica, a pesar de haber sido reconvertida posteriormente al culto cristiano en forma de ermita bajo la advocación de Nuestra Señora de la Concepción.

La mezquita se integra en un amplio recinto amurallado en el que se asentaba el antiguo alcázar, ya desaparecido. Junto a ella, una estructura totalmente inesperada se levanta formando parte de ese recinto: un coso taurino.

Andie_Alpion / ISTOCK

Efectivamente, allí nos topamos con la antigua plaza de toros de Almonaster la Real, que aprovechó el patio de armas de la fortaleza una vez hubo perdido su función defensiva. Formando parte de la muralla, esta obra de mampostería es un coso con capacidad para más de mil personas que es utilizado en la actualidad para actividades como las reconocidas Jornadas Islámicas de Almonaster la Real, que rinden tributo cada año, al comienzo del otoño, a su esencia cultural.