Mens sana in corpore sano en Costa Rica

Siempre se ha dicho que viajar es la mejor medicina para el alma pero es que en Costa Rica también lo es para el cuerpo.

VIAJAR
 | 
Foto: ISTOCK

En un país cuyo lema es "pura vida", el turismo healthy no es una moda, sino una forma de hacer -bien- las cosas. De sobra se sabe que el entorno natural de Costa Rica es abrumador. Sus selvas, ríos, volcanes... permiten practicar todo tipo de deportes de aventura pero las posibilidades que ofrece la naturaleza tica no se quedan ahí. Alguna ventaja tendría que tener el contar con más de 100 volcanes en el territorio y estar ubicado en medio del Cinturón de Fuego del Pacífico. Pues bien, esta ventaja se llama "agua termal".

El país tico ha sabido aprovechar de manera exquisita sus recursos naturales y ofrece al visitante y oriundo cuidar el cuerpo y relajar la mente a través de las aguas que manan del interior de la tierra.

Aunque es cierto que Costa Rica está plagado de volcanes de norte a sur, una de las zonas principales en las que ponerse a remojo es la de La Fortuna, en San Carlos, donde el Arenal es el protagonista. Este volcán es el más activo de Costa Rica y de él aún emanan gases y materiales piroclásticos, un espectáculo del que se puede disfrutar desde el interior de una piscina.

Y es que aquí las aguas termales se convierten en una opción más que placentera al caer la tarde. Estas aguas, además tienen propiedades beneficiosas para el cuerpo como mejoramiento y estímulo del sistema inmune, relajación mental, producción de endorfinas y regulación de las funciones glandulares. Por eso, casi cada hotel y otros establecimientos sin hospedaje ofrecen baños en las aguas canalizadas que manan del interior del volcán.

Uno de estos establecimientos es Tabacón Grand Spa, un hotel de lujo que toma el nombre de un pueblo que fue totalmente destruido en la erupción del Arenal de 1968. Este complejo está situado en medio de un pequeño bosque húmedo que, junto con las aguas del río Tabacón, hace que la experiencia de bañarse en sus piscinas sea totalmente placentera y relajante.

ISTOCK

También en La Fortuna, Ecotermales es un complejo que no tiene alojamiento pero cuenta con unas estupendas piscinas y cascadas en las que relajar el cuerpo tras haber disfrutado de un duro día activo en los alrededores del volcán.

Pero no sólo de agua vive el ser humano y el cuerpo necesita otros cuidados para estar sano. La gastronomía, las actividades deportivas y los tratamientos de belleza son, junto con las aguas termales, las cuatro patas de la silla en la que se sustenta el bienestar.

Costa Rica ofrece el placer de probar su riquísima comida tradicional donde el casado y el gallo pinto son los protagonistas de la mesa pero con la etiqueta "Todo Bio" gracias a la que la elaboración de cada bocado será a base de productos orgánicos. Aquí los controles de calidad de los alimentos están a la orden del día y no es nada difícil llevar una dieta "mood food" -la dieta de la felicidad-, caracterizada por ser equilibrada y desintoxicante.

Turismo de Costa Rica

Siguiendo con el cuidado del cuerpo y de la mente, bien es sabido que el ejercicio físico ayuda a distraer la mente. Pero es que en Costa Rica los deportes de aventura son un modo más de conocer el país a fondo. Senderismo, rafting, paseos a caballo y tirolina son sólo unos pocos ejemplos de cómo conocer los recursos naturales de uno de los países con más biodiversidad del planeta.

En el fondo todo esto trata de sentirse y verse bien. En este sentido son habituales los establecimientos en los que se ofrecen tratamientos relacionados con la belleza física. Tratamientos faciales y exfoliantes, masajes con barro volcánico, yoga, baños de desintoxicación y varios tipos de masaje están a la orden del día.

Sea el motivo cual sea o todos a la vez, Costa Rica es un destino en el que se encuentra todo lo que se busca y donde no hay que elegir entre modalidades de turismo porque las tiene todas.