Las mejores vistas de Nueva York

Si eres un fanático de las vistas de vértigo o de los grandes paisajes de la ciudad de los rascacielos, te contamos desde dónde disfrutar de las mejores escenarios con Nueva York a tus pies.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Redacción Viajar

Si tú también quieres capturar todo el frenesí de una de las urbes más estimulantes del globo, apúntate a descubrir con nosotros esos lugares que ofrecen las mejores vistas sobre la gran Manzana. Bienvenidos a las alturas de Nueva York.

Empire State Building

¿Quién no ha soñado con conquistar las alturas en uno de los edificios más emblemáticos de Manhattan? Nos referimos al icónico Empire State. Todos recordaréis aquellas imágenes del gigante King Kong escalando hasta lo más alto. Pues bien, se trata de uno de los pioneros en ofrecer vistas de infarto sobre la ciudad.

JULIENNE SCHAER

Acceder al edificio es sumirse en un mundo de Art Decó fascinante. En ese momento podrás acceder a cualquiera de sus dos miradores, uno en el piso 86 y otro en el 102, ambos con espectaculares vistas de todo Nueva York y alrededores. Además, es uno de los pocos que ofrece visibilidad hacia el delicioso edificio Chrysler, uno de los más elegantes de la ciudad.

Top of the Rock

Y para poder ver al anterior, nos movemos al siguiente rascacielos. Ahora es el turno del Top of the Rock, otro de los miradores icónicos de la isla. Situado en lo alto del Rockefeller Center, podrás acceder hasta el piso 70 (260 metros de altura) en menos de un minuto y deleitarte ante tanta belleza.

Redacción Viajar

No importa cuantas veces hayas estado en Nueva York, verla desde lo alto sigue impresionando a cualquiera. Además, en Top of the Rock podrás conseguir instantáneas para recordar desde alguno de los espacios de su terraza en los que los cristales no nos impiden la vista. ¿Recuerdas la icónica fotografía de unos obreros almorzando sobre una viga sin ningún tipo de protección? Es una imagen no apta para vertiginosos pero, ¿sabías que fue tomada en este edificio? Tendrás ocasión de verla reproducida mientras te adentras en el rascacielos. ¿Destino? El cielo.

One World Observatory

El 11 de septiembre Nueva York sufrió uno de los atentados más cruentos de la historia. Las torres gemelas fueron atacadas y reducidas a escombros en una jornada que dejó para siempre marcada la historia de esta ciudad. Seis años después, comenzaron las obras para reconstruir la llamada 'zona cero', para en 2013 abrir las puertas de su nuevo flamante rascacielos, One World Trade Center, rodeado por dos grandes fuentes que conmemoran aquel día fatídico y convirtiéndose en la estructura más alta de la ciudad y en el sexto edificio más alto del mundo.

Kate Glicksberg

En 2015 abría al público el nuevo mirador de Lower Manhattan. Aquí podrás admirar una vez más todo Nueva York, esta vez desde el piso 102, ascendiendo en tan solo 47 segundos. El One World Observatory cuenta además con una plataforma que muestra calles de la ciudad a vista de pájaro y con la posibilidad de cenar o tomar una copa en la cima del mundo.

Tagger Yancey IV

En todos estos sitios puedes disfrutar de lo mejor que Nueva York tiene que ofrecerte, pero ¿y si pudieras hacerlo en la intimidad sin estar rodeado de gente? Es por ello que tienes que tomar buena nota de estos dos hoteles, ambos gozan de una situación privilegiada para divisar la ciudad a vista de pájaro...

Mandarin Oriental Nueva York

Redacción Viajar

Situado en una de las esquinas del pulmón verde de la ciudad, es uno de los mejores hoteles de la urbe. Además, situado a partir del piso 35 de un edificio, las vistas no son sino apabullantes. Imagina el plan. Llegas a tu habitación exhausto, quizás ya tengas hecho el servicio de cobertura y las cortinas estén cerradas. Al otro lado de tu venta solo habrá oscuridad y las luces tintineantes de la ciudad. Es hora de descansar. Después de un largo y reparador sueño, ha llegado el momento de levantar y correr las cortinas. ¡Sorpresa! La vista que se desplegará ante tus ojos será el mismísimo Central Park rodeado de rascacielos. 

Redacción Viajar

Lo mejor es que estas vistas te acompañarán durante el desayuno, que se sirve en su restaurante Asiate, mientras aprovechas para hacer unos largos en su piscina interior o en uno de los momentos más especiales que se suceden en el hotel, la hora del cóctel. Y es que el Mandarin Oriental Nueva York cuenta con The Aviary, todo un espacio dedicado a la coctelería e innovación, firmado por el chef Grant Achatz de Alinea. The Aviary presenta una 'cocina de bebidas' acristalada donde surge la magia, ya que la última tecnología se encuentra aquí al servicio de sus barmans para crear cócteles sin igual. Tanto es así que los han llamado los 'Willy Wonka' de la coctelería.

Redacción Viajar

Para disfrutar de todo su potencial como merece, pide una de las Aviary experiences. Constan de tres cócteles sorprendentes a elegir, que maridan con platos creados para la ocasión. Y no se nos ocurre mejor forma de despedir el día: cóctel en mano y viendo como la ciudad se apaga y da paso a la noche...

Iberostar 70 Park Avenue

Si cuando viajas quieres apostar por valores seguros -y conocidos-, es muy probable que entre tus elecciones de hotel figure alguna cadena española. Así es como elegimos Iberostar, que se ha posicionado en uno de los mejores enclaves de la ciudad de los rascacielos, nada menos que la conocida Park Avenue

Redacción Viajar

Si situación es inmejorable. El hotel de cuatro estrellas, se sitúa en pleno Midtown Manhattan, a tan solo unos pasos de la estación Grand Central y el edificio Chrysler. Es decir, en todo el meollo pero en una calle a la vez bastante tranquila. Cuenta con varias opciones de habitaciones, todas ellas con una cálida decoración, espaciosas para tratarse de Nueva York (allí tienden a ser más pequeñas), con Wifi gratuito y televisión de pantalla plana.

Redacción Viajar

Pero sin duda, cuando te contemos lo que ofrece, no querrás volver a encender la tele. Nos quedamos con las habitaciones que tienes premio. ¿Premio? Si puedes, en tu reserva apuesta por las que están encaradas no hacia Park Avenue, sino hacia el otro hito de las vistas de este hotel, el Empire State. 

Redacción Viajar

No sabéis qué sensación. En algunas se ve desde la cama, en otras desde un cómodo sofá. Para quedarse embelesado. Si no te molesta la luz al despertar, prueba a dormir con la persiana abierta, mientras tus párpados se van cerrando, quedarás maravillado con las luces -siempre cambiantes- del icono de Nueva York.

Redacción Viajar