Las rutas en coche que no puedes perderte si viajas por el norte de España

Rutas con mucho que contar...

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Lance Asper

Nos lanzamos a la carretera para disfrutar del viaje en ruta mientras descubrimos parte de la geografía de España, esta vez enfocando nuestras miradas en la franja norte del país, donde se nos proponen algunas opciones de gran interés que cuentan en la actualidad con un enorme atractivo.

La Ruta del Hierro de los Pirineos

Gran Itinerario Cultural desde 2004, la Ruta del Hierro de los Pirineos nos invita a realizar un viaje temático en torno a este mineral transportándonos a lo largo de los territorios de Andorra, País Vasco, Cataluña, Arieja y Aquitania, en un recorrido a caballo entre España y Francia que nos sumerge en el patrimonio ligado a la actividad industrial de estas áreas.

Una ruta transfronteriza que ha sido puesta de relieve por la Unión Europea gracias a su excelencia y la cooperación para poner en valor unos bienes que de otra forma hubieran caído en el olvido.

Gorka Vega Barbero / ISTOCK

Gracias a ella descubriremos la enorme riqueza mineral de los Pirineos en lo que al hierro se refiere, así como la importante tradición siderúrgica forjada a través de los siglos a lo largo de la cordillera. Una tradición que resalta unos métodos industriales adaptados completamente al entorno en el que fueron puestos en marcha, creando un paisaje único.

Un patrimonio industrial conformado por hornos de carbón, fábricas siderúrgicas, minas, talleres de herreros y otras dependencias, con ejemplos tan sobresalientes como la Farga Rossell andorrana, una forja transformada en Centro de Interpretación del Hierro.

La Ruta de los Monasterios de la Ribeira Sacra

Viajamos ahora hasta Galicia para realizar una inmersión por carretera a través de la Ribeira Sacra, en busca de monasterios que representan verdaderas joyas de esta zona tan reconocida en el mundo turístico.

ABBPhoto / ISTOCK

Monasterios variopintos que conforman complejos de un enorme valor patrimonial a los que su ubicación en estas tierras les confiere un atractivo aún mayor.

La Ribeira Sacra nos ofrece este recorrido a lo largo de un buen número de monasterios imprescindibles proponiéndonos una ruta dividida en dos jornadas cargadas de experiencias.

Gracias a ella conoceremos ejemplos tan sugerentes y espectaculares como el monasterio de San Pedro de Rocas – el más antiguo de Galicia y Centro de Interpretación de Ribeira Sacra -, el de Santa María de Xunqueira, el de San Vicente do Pino o el impresionante monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil, estos dos últimos Paradores Nacionales.

Joaquin Ossorio-Castillo / ISTOCK

Asimismo, los paisajes de infarto de la Ribeira Sacra nos regalaran en esta ruta algunas vistas espectaculares desde miradores como el de As Penas de Matacás, Cabezoás o el de Soutochao, permitiéndonos admirar en todo su esplendor la viticultura heroica de este espectacular sector.

Ruta por la comarca de Ribagorza

La aragonesa comarca de Ribagorza, en la provincia de Huesca, es sin lugar a dudas uno de los territorios más ricos geológica y paisajísticamente hablando del sur de los Pirineos, a la altura de ejemplos tan reconocidos en este sentido como la comarca de Sobrarbe.

Una comarca que cuenta con maravillas como el Parque Natural Posets-Maladeta o el Monumento natural de los Glaciares Pirenaicos, con el privilegio de albergar además el pico Aneto, la cumbre más elevada de la cordillera.

KarSol / ISTOCK

La propia oferta turística de Ribagorza nos propone igualmente un trayecto por la red viaria comarcal a través de las poblaciones de Castejón de Sos, Bisaurri, Laspaulés y Bonansa, en un recorrido temático llamado «Balcones del Pirineo», cuyo nombre en sí mismo ya es una invitación sugerente.

Pero no podemos olvidarnos tampoco en nuestra ruta de la sierra de Montsec, un relieve imponente de cuarenta kilómetros de largo que ocupa las provincias de Lleida y Huesca y que en Ribagorza nos brinda la oportunidad de adentrarnos en el universo del quebrantahuesos.

MEDITERRANEAN / ISTOCK

Aquí podremos además disfrutar del incomparable desfiladero de Monrebey o Mont-Rebei- en función de si nos encontramos en la parte aragonesa o catalana -, que sirve de frontera entre ambas ofreciéndonos paredes verticales no aptas para quienes sufran de vértigo. Un paisaje impresionante y singular que tiene en las pasarelas de Monfalcó su punto culminante.

Tampoco podemos dejar de aprovechar nuestra ruta por carretera para llegar hasta las lagunas de Estaña, el complejo de lagunas kársticas más importantes de todo Aragón, que son otro de los muchos tesoros que nos presenta esta magnífica comarca.