Mauricio, el paraíso de los aventureros

La belleza de sus playas es tal que ha eclipsado otras virtudes, pero esta isla del Índico es mucho más que un destino de sol y relax y ofrece infinitas opciones para los amantes del turismo activo.

VIAJAR para TUI
 | 
Foto: Steeve Boncourt

No descubriremos nada nuevo si decimos que este pequeño país del sur del Océano Índico presume de ser uno de los mejores destinos costeros del mundo. Sus kilómetros y kilómetros de playas de arena blanca rodeadas por arrecifes de coral son un paraíso para aquellos que desean pasar unos días de descanso sin más objetivo que disfrutar del sol, el agua y la contemplación del horizonte azul.

La Playa de Pointe d'Esny es una de las mejores de Mauricio. | Girish Poonyth

Sin embargo, una vez señalado lo más obvio, es de justicia indicar que Mauricio es mucho, pero mucho más que un lugar perfecto para las vacaciones de sol y playa. Es una isla con mil caras, capaz de ofrecer infinitos planes diferentes para complacer a cada tipo de viajero –el aventurero, el amante de la naturaleza, el foodie sibarita, el deportista enganchado a la adrenalina–.

Explorar los ríos, cascadas, selvas y bosques de Mauricio es toda una aventura. | Xavier Koenig

Su oferta de ocio abarca desde tirarse en paracaídas y practicar senderismo adentrándose en sus exuberantes Parques Nacionales, a empaparse de la cultura local o disfrutar de las compras en sus mercadillos o tiendas de alta gama. TUI, mayorista de grandes viajes, te lleva a este destino donde podrás apuntarte a planes tan apetecibles como estos:

1. Submarinismo. Un mar de tesoros por explorar 

Las costas de Mauricio están rodeadas de arrecifes de coral. | © Pascal Kobeh

En un mar tan bello como el de Mauricio, sería casi un pecado desaprovechar la ocasión de explorar toda la belleza de sus profundidades. Bajo la superficie encontraremos pecios, cañones y cuevas submarinas, arrecifes de coral y la posibilidad de ver infinidad de peces, tiburones, tortugas, rayas águila y morenas. Aunque cualquiera de sus playas es un lugar excelente para el buceo, puede que uno de los mejores enclaves de la isla sea el Blue Bay Marine Park, sus aguas son las más claras, especialmente entre noviembre y abril. Y para quienes no se atrevan con el submarinismo, hay otras opciones para disfrutar del mar.  La mayoría de los hoteles organizan actividades como windsurf, excursiones en barco con fondo transparente, esquí acuático, kayak, paddle surf…

2. Puenting y tirolinas: un subidón de adrenalina

Ruta en quad por Mauricio. | Bernard Thomas

Una de las mejores formas de conocer a fondo este destino y disfrutar de su poderosa naturaleza es adentrarse en la espesura. Los diversos ecoparques que hay en distintos puntos de la isla ofrecen opciones diversas: excursiones a pie, paseos en quad, rutas en bicis de montaña o a caballo... Por ejemplo, Casela World of Adventures –en la costa oeste– ofrece safaris de vida salvaje, tirolinas y puenting entre cañones. El Domaine de Chazal tiene salidas de barranquismo y la tirolina más larga del Índico. Y para apreciar en su totalidad la magnífica naturaleza de Mauricio y tener una vista de 360º sobre el paisaje, nada como ascender a El Trou aux Cerfs, un volcán inactivo. O mejor todavía: un recorrido aéreo en hidroavión o helicóptero, otra de las apasionantes aventuras que se pueden vivir en este apasionante viaje.

3. Trekking por el Parque Nacional del Black River

El interior de la isla está surcado de senderos donde practicar trekking. | Daniel Malinowski

Una de las principales atracciones de la isla son sus parques naturales. El de las Gargantas del Black River, que es Patrimonio de la Humanidad, se extiende en una superficie de 67,50 km y es el hogar de cientos de especies de fauna y flora, incluidas muchas que sólo se pueden encontrar aquí. Los más de 60 senderos que lo surcan permiten ir descubriendo sus barrancos, las montañas tapizadas de bosque tropical, los impresionantes saltos de agua y alcanzar el Pitón de la Petite Rivière Noire, la cima más alta de Mauricio. Algunos de los recorridos que destacan por su belleza son los bosques de Macchabée Forest, Bel Ombre o los desfiladeros de Longue Loop.

4. Un chapuzón en las cataratas de Rochester

Las cataratas de Rochester, al sur de la isla. | Daniel Malinowski

Nadar en el mar, disfrutar del snorkel en las aguas poco profundas o sencillamente dejarse mecer por las olas en la orilla es uno de los grandes placeres de los que disfrutar en Mauricio. Pero no es el único lugar donde darse un baño. Al sur de la isla, a poco más de dos kilómetros de la localidad de Souillac, a través de campos de caña de azúcar se llega a las cataratas de Rochester que son todo un placer para los sentidos. Las aguas en cascada caen desde una altura de 10 metros a través de los lechos rocosos del río Savanne, invitando a una zambullida refrescante en las claras aguas de la laguna o bajo los chorros vigorizantes.

5. Excursión a la Tierra de los Siete Colores

Las dunas de colores son un espectáculo natural que puede verse cerca de Chamarel. | Shutterstock

Muy cerca del pueblo de Chamarel, y oculto entre cafetales y frondosos bosques, se produce un capricho geológico que bien merece una caminata. Al amanecer o al atardecer, este paisaje de dunas de arena se tiñe de diferentes colores –rosa, verde, rojo, naranja, púrpura y gris– a causa de la oxigenación mineral de la arena volcánica. Chamarel se alza a 283 metros por encima del nivel del mar y se puede llegar siguiendo una ruta panorámica con muchos lugares en los que pararse a admirar las magníficas vistas y hacer fotos.

Después de cualquiera de estas aventuras, será un auténtico placer buscar el descanso en las playas de arena blanca o en alguno de los magníficos resorts repartidos por todo el país. Mauricio es un destino inolvidable  y TUI, la mayorista especializada en grandes viajes, te facilita las mejores condiciones y precios. No dudes en acércate a tu agencia de viajes habitual y preguntar por ella.