Mauricio, destino de vacaciones

Las increíbles playas de Mauricio y sus lujosos y selectos establecimientos hoteleros constituyen los principales atractivos turísticos de un país que cada año atrae a cerca de 900.000 visitantes, en su mayoría familias y parejas de recién casados.

Luis Uribarri, Rafael de Rojas y Juan José Martín

Las playas más privilegiadas, el exponente de la más cuidada hostelería, oferta de discreto lujo y sofisticación colonial, excelencia en todas sus formas y aspectos... Todos estos tópicos son aplicables a Isla Mauricio, destino bandera de parejas y que ahora lo es también de familias. Hasta el pasado 13 de octubre un vuelo directo unía Madrid con esta isla, famosa en el mundo por la producción de ylang-ylang, una esencia que proviene de un árbol tropical típico del hemisferio sur y cuyo aceite de mayor pureza se elabora aquí, a 860 kilómetros de la costa Este de Madagascar. *

Árabes, franceses, portugueses, holandeses e ingleses permanecieron aquí hasta su independencia en 1968. Fueron los colonos holandeses quienes, además de introducir el cultivo de la caña de azúcar, bautizaron al país con el nombre de pila del príncipe de Orange, Mauricio de Nassau. Isla Mauricio es un territorio de pasado volcánico y presente coralino. Con una extensión de 1.865 kilómetros cuadrados, inferior a la de Tenerife, cuenta con 330 kilómetros de costas y atrae cada año a cerca de 900.000 visitantes. Todas las playas están rodeadas por un arrecife coralino que las protege de las olas del Índico, por lo que sus aguas son tranquilas y cristalinas. Las playas le dan la fama a Mauricio, pero su abrupta orografía permite que en el interior del país se pueda disfrutar de un extenso repertorio de rutas de trekking y senderismo.

En el suroeste está el Parque Nacional Black River Gorges, un pulmón verde desde donde se puede acceder a la montaña Piton de la Rivière Noire, la más alta del país con 828 metros. La capital es Port Louis y sólo hay cinco ciudades en todo el territorio. El pueblo de Cap Malheureux, en la costa norte, ofrece los mejores atardeceres. Una actividad común es pasear por sus playas a caballo, animal muy protegido y cuidado ya que es el protagonista de su deporte rey: las carreras. Y los deportistas más intrépidos deben retar a One Eye, que no es un caballo sino una de las olas más perfectas del mundo, que rompe en el suroeste del país.

Cómo llegar
Air Mauritius (www.airmauritius.es) enlaza Madrid y Mauricio, con escala en París, por 1.060 € (con tasas).

Dónde dormir
Le Touessrok
www.letouessrokresort.com
Todas las habitaciones de este lujoso cinco estrellas ofrecen vistas al Índico y disponen de los más selectos detalles para sus clientes.

Taj Exotica Resort Spa
www.tajhotels.com
Puro exotismo bañado de elegancia en sus 65 villas privadas con vistas a la Bahía de Tamarin.

One Only Le Saint Géran
www.oneandonlylesaintgeran.com
El hotel ofrece un buen catálogo de ofertas deportivas: campo de golf, catamaranes, submarinismo...

Gastronomía
El arroz, el pollo, el pescado y el marisco son los ingredientes básicos de su cocina. Entre sus platos más típicos destacan la sopa de cangrejo o el "blue marlin" (pez espada) ahumado a la plancha.

Qué hacer
La mayoría de los hoteles ofrecen excursiones a la Isla de los Ciervos, Port Louis, Curepipe, Chamarel y Black River Gorges. También se organizan programas más completos como la ruta del té. También se puede practicar submarinismo, surf, kitesurf, esquí acuático o pesca de altura.

Más información
www.tourism-mauritius.mu