Más de 120 kilómetros de arena blanca en la Riviera Maya

La Riviera Maya, en Quintana Roo, es casi una única playa de 120 kilómetros entre Cancún y Tulum.

La Riviera Maya, en Quintana Roo, es casi una única playa de 120 kilómetros entre Cancún y Tulum. El Caribe muestra allí su personalidad de mar cálido y de colores intensamente azul verdosos. En el recorrido hay multitud de ricones tranquilos donde dejar pasar las horas sobre la arena blanca y fina. Por citar algunos, Xcacel es la playa elegida por las tortugas para desovar, mientras que Kantenah presenta una imagen de postal entre palmeras. Por su parte, Punta Bete, repleta de peces tropicales, es ideal para el esnórquel.

Toda la zona costera al sur de Tulum cuenta con un ambiente joven y alternativo. En algunas de sus playas se puede practicar el nudismo y su yacimiento arqueológico permite la inolvidable experiencia de bañarse a los pies del Castillo. Los buceadores alcanzan muchos de sus sueños en esta costa. No en vano Jacques Cousteau seleccionó a la vecina isla de Cozumel como uno de los diez mejores lugares para sumergirse. La segunda barrera de coral más larga del mundo, que recorre toda la costa, se extiende por la cara oeste de la isla, que cuenta con 25 arrecifes a un paso. También desde Playa del Carmen, Puerto Morelos e Isla Mujeres se organizan expediciones subacuáticas nocturnas. Los que las han probado cuentan que la fauna subacuática cambia a la caída del sol.