Málaga apuesta por la capitalidad cultural en el 2016

La ciudad de Málaga decidió en su día presentar su candidatura para lograr ser capital europea de la cultura en el año 2016. Desde entonces y desde todos los sectores se están intensificando los esfuerzos para lograrlo pues conseguir esta designación supondría para Málaga una extraordinaria oportunidad para proyectarse al mundo como un destino con una completa oferta de cultura y ocio, con el consiguiente beneficio que esto supondría para el desarrollo económico y social de la ciudad.
Numerosos son los elementos que Málaga posee para aspirar a conseguirlo: un clima excepcionalmente benigno, un paisaje natural de extraordinaria variedad, un patrimonio cultural de primer orden, un centro histórico de singular belleza, unas fiestas populares conocidas internacionalmente, una exquisita gastronomía, un rico folclore y unos cada vez más completos equipamientos culturales a los que se van a unir ahora nuevos museos, como los dedicados a la historia de la ciudad, al flamenco, al Patrimonio, a Canovas del Castillo, a instrumentos musicales o al vino de Málaga, entre otros.
Por supuesto, la apertura del Museo Picasso, con sus más de doscientas obras, puso aún más en valor, si cabe, la enorme diversidad cultural de la capital de la Costa del Sol. La candidatura cuenta con una enorme adhesión como lo pone de manifiesto el hecho de que los municipios de la provincia de Málaga le han otorgado su respaldo, pero no sólo eso sino que además un centenar de empresas turísticas y culturales ya han mostrado su apoyo a la candidatura. Desde octubre pasado, la ciudad de Málaga tiene varios edificios engalanados con cuadros de Picasso, coincidiendo con el 125 aniversario del nacimiento del genial artista malagueño.