Lujo en el Caribe de la mano de Tortuga Bay

Son muchos los que sueñan con aguas de un azul imposible que bañan preciosas playas protegidas por altos cocoteros. Este lugar tiene nombre propio: Punta Cana, en República Dominicana.

En el extremo oriental de República Dominicana, la zona de Punta Cana es uno de los lugares del mundo en el que disfrutar de sol y playa con todo lujo de comodidades se hace imprescindible. Elegancia, privacidad o servicio personal son sólo tres de las características que ofrecen los establecimiento que aquí encontramos. Entre todos, el hotel boutique Tortuga Bay ha sido galardonado con el premio AAA Cinco Diamantes que califica la calidad de los hoteles de América del Norte y Caribe.

En este sentido el Tortuga Bay ofrece 13 lujosas villas en las que descubrir la calidez de la cultura y a hospitalidad dominicanas. Rodeadas de un exuberante paisaje, este hotel forma parte del complejo Puntacana Resort Club y es la propuesta tipo boutique de Oscar de la Renta quien diseñó las villas creando una armonía perfecta entre simplicidad y elegancia inspirada en la cultura indígena dominicana.

Calificado por muchos como una auténtica joya del Caribe, el Tortuga Bay ofrece a sus clientes servicios exclusivos, lujosos e impecables desde el momento en que aterrizan en República Dominicana. Ya en el aeropuerto el servicio VIP del hotel lleva al visitante a la aduana y desde allí un automóvil privado le trasladará al hotel, donde un conserje personal espera para hacer el check-in directamente en la villa y facilitarle un carrito de golf y una bicicleta propios para moverse cómodamente por el resort, así como un teléfono móvil para comunicarse con el conserje.

En cuanto a las villas del Tortuga Bay, todas gozan de estupendas vistas al Campo de Golf La Cana o a las aguas azul turquesa del mar Caribe. Además, cuentan con cocinas separadas y lujosos baños de piedra coralina totalmente equipados. Así, los clientes pueden elegir entre varios tipos de villas y habitaciones: un dormitorio en el segundo piso de la Villa, un dormitorio en el segundo piso de la Villa con jacuzzi, dos dormitorios en la planta baja de la Villa, Villa con tres dormitorios, Villa con tres dormitorios y jacuzzi y Villa con cuatro dormitorios.

Una vez acomodados, los huéspedes de Tortuga Bay podrán disfrutar de una partida de golf en uno de los dos campos con los que cuenta el Puntacana Resort Club: el campo de Golf La Cana, diseñado por P.B. Dye, o en el campo de Golf Corales diseñado por Tom Fazio. Aunque si lo que se necesita es un momento de relajación, el Six Senses Spa es el lugar idóneo para dejar la mente en blanco y dedicarse al culto al cuerpo antes de pegarse un refrescante baño en la playa privada reservada para los huéspedes de Tortuga Bay.

Por otro lado, los clientes del hotel pueden visitar el Parque y Reserva Ecológica Ojos Indígenas, una área protegida privada consistente en bosques subtropicales de tierra baja dedicada a la conservación, investigación científica y recreación. Este parque tiene varias exposiciones en las que conocer la historia de la isla así como doce lagunas de agua fresca, en tres de las cuales está permitido el baño.

También los huéspedes de Tortuga Bay tienen permitido el acceso a la marina del resort, donde disfrutar del buceo en pecios de barcos hundidos y otras actividades acuáticas como pesca o cruceros privados.

La gastronomía también es importante cuando viajamos. Así, los clientes de Tortuga Bay pueden comer en su villa o visitar el exclusivo restaurante Bamboo, especializado en comida de diseño, si lo prefieren.

Y para los que viajan en familia pero necesitan momentos en soledad, el Tortuga Bay cuenta con pe personal de la casayservicios de niñeras para su conveniencia, y para que los más pequeños nunca estén solos.

// Outbrain