¿Está en África el lugar más privilegiado del planeta? Crónica desde Sabi Sabi

África es el continente menos afectado por la covid. Y el punto de mira de muchos viajeros con ganas de empezar a viajar y que ya planean, aunque de momento, tienen que esperar, debido a las restricciones recientemente impuestas en el continente africano desde principios de junio.

Cayetana Vela Sánchez-Merlo
 | 
Foto: D.R.

Si hay un destino único en África, es sin duda, Sabi Sabi, un oasis en medio del Parque Kruger, catalogado por muchos como el lugar más privilegiado del planeta. Entre 15 y 18 horas de vuelo con escala en Londres o en Dubai, si viajamos con Iberia o con Emirates, respectivamente, es lo que separan Madrid de Johanesburgo. Un corto vuelo local nos llevará a nuestro destino en Sabi Sabi.

D.R.

A finales de 1800 y principios de 1900, la caza mayor en la zona conocida hoy con el nombre de “Mpumalanga” se encontraba en su máximo apogeo. Esto provocó una gran preocupación y temor de que en un corto espacio de tiempo se extinguieran los animales cazados. En respuesta a esta situación, se creó en 1926, un santuario de fauna y flora, el Parque Nacional Kruger.

D.R.

Las áreas que bordean el Parque se mantuvieron como granjas privadas de caza. En 1948, estas fincas privadas acordaron la creación de lo que llamaron “Sabi Sand Wildtuin” 60.000 hectáreas de conservación que limitan al borde occidental con el Parque Nacional Kruger, un oasis de vida salvaje, donde se puede observar de cerca la relación natural entre el depredador y la presa.

D.R.

Durante los tumultuosos años 1979 a 1994, Sabi Sabi Private Game Reserve fue adquiriendo 5.000 hectáreas de tierra privilegiada dentro de la zona de Sabi Sand Wildtuin. Fuertemente comprometidos con la preservación de la flora y la fauna de Sudáfrica, Sabi Sabi no permite la caza en su territorio y ha desarrollado un programa de conservación galardonado a lo largo de estos últimos años con diversos premios.

D.R.

La abundante variedad de animales deambula libremente por esta región del continente africano. Es el hábitat de una fauna espectacular que incluye los 5 grandes –león, leopardo, rinoceronte, búfalo y elefante- así como el guepardo, el perro salvaje y más de 200 especies autóctonas de la zona.

D.R.

No existe nada tan penetrante como la mirada de un león, elefante o rinoceronte pastando en la sabana africana, nada tan inquietante como el sonido de la hiena en la oscuridad de la noche, nada tan electrizante como la tensión que uno siente al seguir el rastro de un animal a través del lecho de un río seco. Esto es lo que hace que la experiencia en Sabi Sabi sea memorable. Safaris al amanecer y al atardecer realizados en Land Rovers abiertos, dirigidos por “Rangers” y “Trackers” altamente capacitados y entrenados, buscando los animales tanto por las sendas como fuera de ellas, penetrando en el corazón de la selva africana. Los safaris a pie permiten a los huéspedes sentir el pulso de África a través de sus pies.

D.R.

Sabi Sabi es también hogar de 350 especies de aves. En tan solo un día de verano, un visitante del hemisferio norte probablemente podrá ver más especies de aves de lo que verá en toda su vida en su país de origen. De hecho, casi el 5% de las especies de aves del mundo se han registrado en esta región de Sudáfrica.

Richard de Gouveia

Sabi Sabi tiene cuatro “lodges” de lujo totalmente independientes, todos parte de National Geographic Unique Lodges of the World. Cada uno de ellos con características y atmósfera distintas enmarcados en los conceptos de “Ayer, Hoy y Mañana”. El “Ayer” representado por el romántico Selati Camp, el “Hoy” con el Bush Lodge y el Little Bush Camp y el “Mañana” con el innovador Earth Lodge.

D.R.

Los cuatro lodges de lujo ubicados el corazón de la selva africana. Emocionantes safaris en unos alrededores sin igual, una cocina gourmet combinada con la legendaria hospitalidad cinco estrellas de Sabi Sabi harán que cada uno de los huéspedes experimente la verdadera magia africana durante su estancia.

D.R.

AYER HOY Y MAÑANA

Habiendo dejado tras de sí más de 100 emocionantes años de historia en el mundo del safari, cada uno de los lujosos Lodges de Sabi Sabi se identifica con un momento del tiempo.

Ayer: Es un retroceso en el tiempo para capturar el romance y la magia de la fantástica era del safari africano en Selati Camp, el favorito para celebrar una luna de miel por ejemplo.

Hoy: El contemporáneo Bush Lodge y Little Bush Camp ofrecen lujo, verdadera hospitalidad Africana, una cálida y vibrante atmósfera y un exquisito diseño.

Mañana: Reflejando el inmenso talento artístico de África, el internacionalmente aclamado Earth Lodge exhibe simplicidad, lujosos jardines y una distintiva arquitectura y diseño.

ROD WYNDHAM

Más de 40 años después, Sabi Sabi es un icono en Sudáfrica, conocido mundialmente por la fructífera coexistencia entre la conservación y la comunidad, así como por proporcionar una experiencia de lujo a sus visitantes. Un sueño y es que durante el confinamiento y estos días hemos podido viajar mucho, y sin duda, África deberá ser el próximo destino.