Luang Prabang, la ciudad tranquila

Alvaro Leiva

La República Popular de Laos, cerrada al turismo hasta el año 1989, esconde en su territorio montañoso, sin salida al mar, y escasamente poblado, una encantadora joya, la apacible ciudad de Luang Prabang. Patrimonio de la Humanidad desde 1995 y bañada por el Mekong, fue capital laosiana y sede de la monarquía, y hoy es el lugar más visitado del país, con decenas de preciosos templos budistas y edifi cios civiles donde la herencia colonial se mezcla con el carácter autóctono.