Los vampiros se instalan en París

Foto: Revista viajar

La ciudad de París ya cuenta con su Museo de los Vampiros , situado en un callejón del suburbio popular de Les Lilas e instalado en una gran casa familiar donde el dueño del museo, el profesor inglés Jacques Sirgent, ha colocado piezas de su propia y singular colección. Entre las obras más originales se pueden descubrir, por ejemplo, 400 películas sobre el tema, varios carteles, una prótesis dental, cráneos, martillos, una cruz, joyas y algunas recreaciones. A la entrada, el visitante ya se encuentra con una terrorífica sorpresa: un vampiro -eso sí, de plástico- dándose un homenaje de sangre. También hay una figura de la condesa Bathory, una noble húngara célebre por sus sacrificios humanos y su vampirismo que fue enterrada viva, según declara el propietario del museo. Se mire por donde se mire sólo se ven murciélagos, espejos y hombres-lobo. Además de la exposición, a los turistas se les ofrecen cenasdebate y proyecciones que se pueden prolongar hasta altas horas de la madrugada. Y para los más atrevidos se ofrece una peregrinación hasta la tumba secreta de Vlad Tepes -el señor feudal rumano que inspiró el personaje de Drácula - en el cementerio parisino Père Lachaise.
www.museedesvampires.com