Los tesoros hundidos de la costa de Irlanda

Hace más de 4 siglos, la costa de Irlanda fue cómplice y testigo de una de las mayores tragedias de la historia de nuestro país. El monarca español Felipe II quiso destronar a la entonces reina de Inglaterra Isabel I e invadir a la nación inglesa. Si bien su intento de ofensiva terminó en fracaso, la guerra anglo-española se prolongó durante 16 años más.

A día de hoy las aguas de Irlanda siguen ocultando los restos de los barcos españoles extraviados, un auténtico "tesoro náutico", y en los pubs cercanos a la costa todavía siguen relatándose leyendas acerca de este nefasto acontecimiento.