Los cazadores bosquimanos, en peligro de extinción

Botswana siempre ocupa un lugar destacado en los catálogos de viajes especializados en África, pero lo que mucha gente no sabe es que en este país la tribu de los san ha sido desplazada de sus tierras en la Reserva de Caza del Kalahari Central para que esta región pueda convertirse en atracción turística.
El Gobierno de Botswana ha tratado por todos los medios de desalojar a los aproximadamente 1.500 san, también conocidos como bosquimanos, para dejar vía libre al turismo y a la extracción de diamantes. Además, las autoridades del país están aprovechando el modo de vida de los cazadores bosquimanos para promocionar el turismo cuando a ellos se les prohibió cazar y recolectar su tierra en 2002.
El acoso a los san comenzó en 1986 y los primeros traslados forzosos tuvieron lugar en 1997. Los bosquimanos que permanecieron allí se enfrentaron a restricciones de sus derechos de caza, a torturas y a un acoso permanente. Tras la expulsión de su tribu, la mayoría de los san vive en los suburbios de las urbes sufriendo situaciones de paro, alcoholismo y delincuencia, pero lo peor es, como reconocen desde la ONG Survival, que "han perdido su identidad, su lengua y su sentido de la vida". Survival (www.survival.es) trabaja para lograr el respeto de los derechos humanos y territoriales de todos los pueblos bosquimanos, los habitantes más antiguos del cono sur de África, donde han vivido durante más de 20.000 años.