Londres olímpico, la gran cita del año

El planeta entero tiene ya los ojos puestos en los Juegos Olímpicos de Londres. La cita, que será vista por cuatro mil millones de espectadores y contará con la presencia en directo de 120 jefes de Estado y 22.000 periodistas, se celebrará entre el 27 de julio y el 12 de agosto, continuada por los Paralímpicos, del 29 de agosto al 9 de septiembre. La capital británica promete albergar los Juegos más sostenibles y tecnológicos de la historia, amén de un festival cultural sin precedentes a lo largo de todo el verano.

Elena del Amo
 | 
Foto: Luis Davilla

Londres puede ahora presumir de ser la única ciudad elegida tres veces como sede de unos Juegos Olímpicos. La inoportuna erupción del Vesubio fue la carambola que propició los primeros, en 1908, dando al traste con la candidatura vencedora de Roma. Cuarenta años después repetía, recién terminada la Segunda Guerra Mundial, con los que serían los primeros Juegos televisados de la historia. Y el pistoletazo de salida para los terceros se dará el próximo 27 de julio, con una ceremonia concebida por Danny Boyle, ganador del Oscar por Slumdog Millionaire, quien no lo tendrá fácil para superar la inauguración de Pekín 2008 que orquestara el también cineasta Zhang Yimou y que dejó al mundo boquiabierto.

Serán 26 deportes olímpicos y 20 paralímpicos, con sus respectivas disciplinas, que se disputarán en una treintena larga de sedes repartidas por la capital, sus inmediaciones y otros puntos del país, con el fin de aprovechar instalaciones deportivas ya existentes, minimizar en lo posible los costes y evitar que, como en tantos otros grandes eventos, mucho de lo construido para la ocasión quede medio abandonado tras los fastos. Reducir, reutilizar y reciclar parece ser el mantra de los que, tanto en la construcción como en el respeto al medio ambiente y el uso posterior de los recintos edificados, prometen ser los Juegos más sostenibles de la historia. Así, los partidos de tenis se celebrarán en las míticas canchas de Wimbledon y la final de fútbol en el estadio de Wembley. Las pruebas de gimnasia artística y algunas de baloncesto tendrán lugar en The O2, que para los Juegos se rebautizará como el North Greenwich Arena, aunque todavía sea más conocido por su nombre antiguo del Millenium Dome, levantado junto al Támesis como uno de los símbolos del Londres del siglo XXI. Para la equitación se ha elegido el histórico parque de Greenwich, que oficia como un mirador a la ciudad, y para el triatlón, ni más ni menos que Hyde Park.

Como si se tratara de un descomunal trailer publicitario, muchos de los iconos londinenses irán igualmente desfilando ante las pantallas durante la maratón, que arrancará junto al Palacio de Buckingham y paseará a los corredores a lo largo del río, desde las Casas del Parlamento hasta el meollo financiero de la City o la catedral de St. Paul, a la vista también de los visitantes que, sin necesidad de entrada alguna, acudan a aplaudirlos por las calles del Londres más monumental. Sin embargo, el centro neurálgico será el nuevo Parque Olímpico erigido en Stratford, una zona industrial y obrera del Este de la ciudad que, según los organizadores, dará un salto en el tiempo de al menos 50 años tras las inversiones realizadas en el barrio para albergar los Juegos. Es en él donde se concentran desde el espectacular Centro Acuático, firmado por la arquitecta Zaha Hadid, hasta el Velódromo o el Estadio Olímpico, en el que se disputarán las pruebas de atletismo, la competición reina, amén de las ceremonias de inauguración y clausura.

Si el verano pasado llegaron al Reino Unido algo más de nueve millones de turistas extranjeros, durante los 60 días que duren los Juegos se espera recibir unos 320.000 más, sin contar con los aproximadamente 15.000 miembros que integran la llamada familia olímpica y los 22.000 periodistas acreditados para cubrir tan magno evento. Para todos ellos, la capital, enfundada ahora con sus mejores galas, despacha sus alicientes culturales y de ocio de siempre, multiplicados por el mejor ambiente olímpico y el London 2012 Festival, que durante todo el verano sembrará literalmente el país de música, danza, teatro, exposiciones y eventos especiales para todos los públicos, con el fin de que estos Juegos deparen a sus visitantes mucho más que deporte en estado puro.

London 2012 Festival
Doce mil eventos protagonizados por más de 25.000 artistas procedentes de las 205 naciones que compiten en estos Juegos tendrán su epicentro en Londres, por supuesto, aunque infinidad de ellos se celebrarán en los rincones más insólitos del país, desde Glasgow hasta Stonehenge, para quienes, tras contagiarse unos días del ambiente olímpico, decidan ampliar sus vacaciones por otros escenarios del Reino Unido. Se trata de la mayor fiesta cultural jamás organizada en este país, en la que entre el 21 de junio y el 9 de septiembre irán asomando, entre tantos otros, primeros espadas como Daniel Barenboim, Gustavo Dudamel, Gilberto Gil, Cate Blanchett, Jude Law, Damien Hirst, Zakir Hussain, Anish Kapoor, Mariza, Wynton Marsalis, Yoko Ono, Rihanna, Angelique Kidjo, Hugh Masekela, Ludovico Einaudi, David Guetta o el rapero Jay-Z. El London 2012 Festival, que marca el final de la Olimpiada Cultural que ha venido celebrándose en los últimos cuatro años, reunirá una agenda impresionante que incluye conciertos de música, teatro, danza, exposiciones, gastronomía, espectáculos para niños, cine, moda o literatura, con platos fuertes como el World Shakespeare Festival, el BBC Radio 1''s Hackney Weekend, el BT River of Music o el West End Live, donde el mejor teatro se dará cita, y gratis, en la célebre plaza londinense de Trafalgar Square. Toda la programación y precios en www.london2012.com/festival