Londres en bicicleta

Es la manera más ecológica y económica de abordar la capital británica. Al ritmo del pedaleo esta ciudad, que se jacta de miles de espacios abiertos, se presenta más bonita e interesante que nunca

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: LeoPatrizi / ISTOCK

De todas las escapadas posibles que se pueden realizar en Londres, hay una que resulta más fácil, cómoda y barata. Es la escapada green, aquella que pasa por ayudar a reducir el impacto negativo que cualquier viaje tiene sobre el medio ambiente y por fomentar los hábitos que evitan el derroche de energía. En la capital británica, definitivamente, se puede y se debe practicar un turismo responsable. 

sborisov / ISTOCK

Emprendemos una excursión verde a la ciudad más vibrante de Europa, un viaje apasionante que sólo puede contar con la bicicleta como medio de locomoción: moverse a pedales es una divertida manera de contrarrestar las emisiones de carbono que inevitablemente genera todo vuelo de ida y vuelta. 

praetorianphoto / ISTOCK

Abierta, cosmopolita y cuidadosa con el medio ambiente, Londres se presta como ninguna otra metrópoli a esta práctica saludable: carriles-bici por doquier, parkings para amarrarlas, promoción de su uso por parte del Ayuntamiento y, sobre todo, conciencia cívica y respeto en la carretera. London Bicycle Tours (https://www.londonbicycle.com/) no sólo alquila bicicletas (tradicionales, mountain bikes o híbridas) sino que, además, propone tours guiados para grupos por diferentes rincones londinenses. 

Marco_Piunti / ISTOCK

Otra opción, para quienes no gusten del ejercicio, es alquilar un coche o un taxi eco-friendly de la empresa Green Tomato Cars (https://www.greentomatocars.com/) que no sólo ofrece el vehículo más verde del mercado sino que, además, planta árboles para compensar las emisiones contaminantes. Y ello, al mismo precio que el servicio convencional.

IR_Stone / ISTOCK

Recorrer Londres en bicicleta pasa por encontrar, en medio de la jungla urbana, algún oasis de calma. Nada hay como escapar del asfalto para respirar aire puro, a cielo abierto y en plena naturaleza. Aunque cueste creerlo, estamos en una de las capitales más verdes del planeta puesto que casi el 40% de su área metropolitana consta de espacios al aire libre o agraciados con agua: 148 parques y jardines, 122 brezales, 16 granjas urbanas, zonas naturales y campos de golf, ocho Royal Parks, canales, ríos, reservas naturales... 

GoranQ / ISTOCK

Más allá de Hyde Park (con el archifamoso Speakers' Corner, el lago Serpentine y la huella que dejó Lady Di en sus frecuentes paseos melancólicos) existen otros tesoros naturales como Richmond Park, equipado para practicar deportes como ciclismo, hípica, rugby o golf; St. James Park, con ese bello lago desde el que se divisa los palacios de Buckingham y St. James; Regent's Park, que alberga el Zoo de Londres y un teatro al aire libre durante la época estival y, entre otros muchos, Hampstead Heath, una joya de la flora y la fauna con estanques en los que se puede nadar... a sólo seis kilómetros de Trafalgar Square. ¿Existe un modo más barato de disfrutar de una ciudad?

lachris77 / ISTOCK

También en lo que respecta a la comida, se pueden seguir pautas ecológicas. Algo debe estar sucediendo en la restauración londinense para que cada vez más establecimientos se apunten al carro de lo green en una manifiesta voluntad de aunar gastronomía y naturaleza. Los hábitos alimenticios varían al ritmo de los tiempos que corren y la cocina británica (la que fuera una de las más fervorosas a la hora de incorporar el fast food a su filosofía cotidiana) se erige hoy en la más fiel protectora de la dieta equilibrada y sana. Para comprobarlo sólo hay que ir descubriendo los innumerables restaurantes que salpican la ciudad y cuya comida es tan saludable como interesantes sus precios. 

JohnnyGreig / ISTOCK

Y mientras pedaleamos ¿qué tal una sesión de compras? Al hilo de lo ecológico, la opción más recomendable es la de buscar gangas verdes, que las hay y muchas. Para empezar, un recorrido inexcusable por las tiendas vintage del East End, todo un paraíso de la ropa reciclada y las nuevas tendencias green-fashion

mikeinlondon / ISTOCK

Después, un tour por los mercadillos (sin necesidad de ceñirse a Camden o Portobello). Siguiendo en la parte Este de la ciudad, encontramos interesantes alternativas: Brick Lane (muebles, ropa, electrodométicos y libros antiguos), Columbia Road Market (flores), Petticoat Lane (prendas de vestir y tejidos) y Spitalfields, que es un mercado cubierto, tal vez el más completo: ropa, alimentos y objetos alternativos, rodeado de tiendas independientes y galerías de arte local. Para rematar, la zona más vibrante de las compras: Carnaby Street (justo detrás de Regent Street), que es el punto de conexión de la música y la moda.