Esta localidad cercana a Madrid podría ser muy pronto Patrimonio de la Humanidad

¿Sabes a que localidad nos referimos?... Una antiquísima villa a punto de cumplir 900 años desde su reconquista... 

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Vivvi Smak / ISTOCK

A tan sólo una hora y media por carretera de Madrid, aún en la provincia de Guadalajara, una histórica población con el reconocimiento de ciudad vuelve a brillar con luz propia, tal y como lo hiciera en muchos momentos del pasado.

mmeee / ISTOCK

Sigüenza, la conocida popularmente como «ciudad del Doncel» está de celebración por muchos motivos. Por un lado, está próxima a cumplir los 900 años desde su reconquista, que dio el pistoletazo de salida a su renacimiento; y, por otro lado, acaba de comenzar su andadura en la candidatura a formar parte de la selecta lista de lugares que forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Razones más que suficientes para prestar toda nuestra atención a uno de los mejores destinos turísticos de Castilla-La-Mancha, con el fin de descubrir un conjunto histórico-artístico del más alto nivel.

Castillo de los Obispos | mmeee / ISTOCK

Más de 2000 años de existencia a sus espaldas

Sigüenza fue una de las ciudades celtíberas más importantes de la península ibérica hasta que fue sometida por los romanos. Su situación estratégica hizo de ella un asentamiento próspero que tuvo su primer periodo de esplendor en tiempos de los visigodos.

Catedral de Sigüenza | instamatics / ISTOCK

Pero fue tras la reconquista del lugar – en respuesta a la ocupación islámica - por el obispo Bernardo de Agén, en 1124, cuando Sigüenza comenzó a contar con un verdadero significado de poder dentro del contexto religioso de la época. Una importancia que duraría varios siglos, con su consecuente influencia en el desarrollo económico y cultural de la ciudad, lo que condujo al florecimiento arquitectónico de la población hasta dejarnos en herencia en la actualidad un patrimonio excepcional.

Declarada conjunto histórico-artístico en 1965, la huella de esos siglos se ha traducido en un legado de carácter medieval entremezclado con importantes joyas de los siglos posteriores, sobresaliendo los estilos renacentista y barroco.

Catedral de Santa Maria en Sigüenza | herraez / ISTOCK

Sin lugar a dudas, el monumento que más sobresale – en todos los sentidos – en Sigüenza es la catedral de Santa María, una antiquísima y original construcción que ha cumplido ya 850 años desde su consagración. Una auténtica maravilla que guarda en su interior la famosa escultura funeraria de Martín Vázquez de Arce – el Doncel – que ha unido indisolublemente a la ciudad con su figura, siendo visita obligada en toda ruta por la zona. Tallada en el siglo XV, está considerada por muchos como uno de los mejores ejemplos mundiales de su género.

Mientras, el otro gran edificio destacado de la ciudad es el castillo – reconvertido en Parador Nacional de Turismo en la actualidad -, residencia durante siglos de los obispos. Erigido en el siglo XII sobre la antigua alcazaba musulmana, es un magnífico testigo de tiempos pretéritos a pesar de haber sido reconstruido en gran medida en el siglo XX.

Sigüenza | KarSol / ISTOCK

Por su parte, iglesias como las de Santiago, Nuestra Señora de los Huertos o San Vicente, ermitas como la del Humilladero, conventos, palacios como el de los Marqueses de Bédmar – conocido como la Casa del Doncel -, innumerables viviendas y calles medievales, las dos murallas y, cómo no, la insigne Plaza Mayor – la gran obra mandada construir en el siglo XV por el Cardenal Mendoza -, forman lo más granado de la ciudad de Sigüenza.

Mucho que celebrar…

Sigüenza observa el tiempo pasar desde una de las orillas del río Henares consciente de la importancia de su historia y su patrimonio.

En poco tiempo, en 2024, la ciudad cumplirá el aniversario de los 900 años desde su reconquista. Un IX Centenario que no va a pasar desapercibido y que ya ha comenzado a conmemorarse varios años antes.

Sigüenza | jon chica parada / ISTOCK

Una efeméride señalada, puesto que aquel momento representó la vuelta a la vida de una población que había sido fragmentada, volviendo a recobrar su grandeza con la inmediata construcción de grandes obras como la de la catedral, las parroquias de Santiago y San Vicente o las murallas románicas.

Es, precisamente, aprovechando la celebración de estos acontecimientos que Sigüenza ha entrado a formar parte de las candidaturas para Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, a principios de 2020.

Sigüenza | jon chica parada / ISTOCK

Justo en estas fechas de noviembre, en las que se acaba de celebrar el Día Internacional del Patrimonio Mundial, es un buen momento para anotar en la agenda de los viajes pendientes el nombre de Sigüenza, que a buen seguro nos acogerá con los brazos abiertos y un típico «Fino  Seguntino» o unas yemas del Doncel para agradarnos la visita.