Liétor, el tesoro de Castilla la Mancha sobre el Río Mundo

Un pueblo de cuento cargado de secretos…

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: francisgonsa / ISTOCK

Castilla la Mancha abarca una gran superficie del territorio de España. Esas grandes extensiones de terreno yermo, tan evocadoras de la prosa del Quijote, muchas veces provocan que prolonguemos esa idea al conjunto de la región.

francisgonsa / ISTOCK

Sin embargo, estas tierras cobijan grandes secretos, poblaciones espléndidas y una diversidad de paisajes y lugares que escapan a toda concepción unificadora.

En este sentido, Liétor es uno de esos pueblos castellanos únicos, en el que se aúnan una ubicación excepcional y un tesoro patrimonial.

Uno de los pueblos más bonitos de Castilla la Mancha 

Cierto que es que cualquier valoración sobre la belleza de un lugar se verá empañada por la subjetividad, tan injusta y tan necesaria al mismo tiempo; pero también es verdad que Liétor está considerado uno de los pueblos más bonitos de Castilla la Mancha, llegando incluso a alzarse con el primer puesto en 2017, por lo que no debemos obviar de ningún modo el sentir popular. 

unknown

Con un poblado cuyo entramado urbano hunde sus raíces en el siglo X, emanando la influencia de la época de ocupación islámica, esta localidad albaceteña tiene su razón de ser y su sello de distinción en el valle del río Mundo y su curso fluvial.

Las claras aguas del río, producto del sistema kárstico de su nacimiento – una auténtica maravilla y uno de los espacios naturales más bellos del país -, discurren por las hondonadas del fondo del valle mientras serpentean en la hoz que forman a los pies de Liétor, que observa su paso desde las alturas rocosas tendidas al río.

Liétor, Castilla la Mancha

Un emplazamiento espectacular que marca la silueta característica de las edificaciones a lo largo del borde del desfiladero.

Miradores, patrimonio y el secreto de Liétor…

La disposición geográfica de Liétor le otorga unas magníficas vistas sobre el valle del río Mundo. Aprovechando esta circunstancia, son varios los miradores que se asoman en el barrio morisco a estas vistas y nos regalan panorámicas que enmarcan amaneceres y atardeceres de cuento desde lo alto del barranco – una experiencia sugerente puesto que Liétor forma parte de la ruta asociada a la genial película de José Luis Cuerda, Amanece que no es poco-. 

Liétor, Castilla la Mancha

Una atípica Plaza Mayor de planta irregular nos sorprende en uno de sus flancos con una hermosa casa abalconada en cuya base se dispone una curiosa fuente azulejada que sirve a la vez de refresco y cobijo del sol, recibiéndonos acogedoramente en el punto central de la localidad. 

Liétor, Castilla la Mancha

Como monumentos, son normalmente ensalzados por sus habitantes la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, con su impresionante retablo dorado profusamente labrado, y su museo, que guarda joyas como un valiosísimo ajuar musulmán de los siglos X y XI, con numerosas piezas de gran importancia.

Otro edificio singular es la Ermita de Nuestra Señora de Belén, una anodina construcción en su exterior que, sin embargo, guarda un verdadero tesoro en su interior, motivo por el que fue declarada Monumento Histórico-Artístico.

Liétor, Castilla la Mancha

Dentro, toda una serie de pinturas murales del siglo XVIII adornan las paredes con motivos populares, formando el mejor conjunto de este tipo de toda España.

Liétor, Castilla la Mancha

Por último, pero no menos importante, el antiguo Convento de San Juan de la Cruz, hoy en día Convento de Carmelitas Descalzas, donde se esconde una enigmática cripta bajo el altar de la iglesia, en la que fueron hallados los cuerpos de un grupo de personas momificadas correspondientes a destacados personajes de la villa y varios frailes que fueron sepultados aquí en el siglo XVIII. Una estancia sobrecogedora que representa uno de los escasos ejemplos de este tipo existentes en el país y que se ha convertido en una gran atracción de este excelente pueblo manchego.