Las Vegas, ciudad de despropósitos

Jorge Salvador

Lo de los casinos no tiene nombre. En un casino no verás ni un reloj ni una ventana que dé al exterior, así el jugador pierde la noción del tiempo; incluso, una vez que entras, cuesta encontrar la salida...