Las mejores bodegas de restaurantes

Un establecimiento que se precie, o tiene una buena bodega o no es un buen restaurante. Los grandes están generalmente muy bien abastecidos, pero también los hay que destacan más por su bodega que por su gastronomía. Cada país vinícola suele tener una casa donde en la bodega se puede encontrar lo mejor de sus vinos nacionales. Así, en Italia está Don Alfonso 1890 (Corso Santa Ágata 11. Santa Ágata sui Due Golfi . ? 081 878 00 26), como todos con grandes vinos internacionales, pero con lo mejor de la viticultura Italiana. En Francia encontramos el mítico La Tour D''Argent, que en sus sótanos guarda medio millón de botellas de vino, muchas del siglo XIX, y de las que venden unas 25.000 al año, disponiendo de las grandes añadas de los vinos galos. Los grandes vinos austriacos se pueden degustar en Viena, concretamente en el restaurante Steirereck (Rasumofskygasse, 2. ? 71 33 168). Sin demasiados vinos nacionales, pero con magnífi ca bodega, tenemos en Suiza el Hotel de Ville Philippe Rochat, en el 1 de la Rue de Yverdon, Crissier-Vaud, donde hay de todo, incluyendo los mejorcitos vinos españoles; o en el Comme Chez Soi en Bruselas, concretamente en el 23 de Palace Rouppe, donde hay una enorme colección de grandes " cru " de Burdeos. En España el más famoso es la bodega de Rekondo (Pº de Igueldo, 57. ? 943 21 29 07. San Sebastián) y los cacereños de Atrio (Av. de España, 30. ? 927 24 29 28. Cáceres), que disponen de una de las mejores bodegas del mundo.