Las heridas de guerra de Francia

Carlos Hernández

Son tantas esas cicatrices, que el viajero se topará con alguna de ellas a poco que las busque. Todo el territorio francés está salpicado de memoriales dedicados a las víctimas, museos en los que se recrean batallas históricas, cementerios de soldados estadounidenses, británicos o alemanes, escenarios naturales en los que se produjeron desembarcos, ocupaciones y liberaciones... Puestos a elegir, si nos ceñimos a la importancia histórica de las batallas, muchos optarían por acercarse hasta Verdún, donde tuvo lugar una de las contiendas más célebres de la I Guerra Mundial; o visitar las playas de Normandía en busca de restos del día ‘D'' que marcaron el comienzo del fin de la locura homicida de Hitler.