Las Caldas se convierten en un referente de los complejos termale de Europa

Con la inauguración, la próxima primavera, del espacio ecotermal AquaXana y del Instituto Vida Sana, el conjunto Las Caldas Villa Termal –situado en Asturias y formado por dos hoteles, un balneario y un restaurante– se convertirá en uno de los mejores establecimientos hotelero-termales de Europa.

A. Guerrero

Situada a ocho kilómetros de Oviedo (Asturias), en la ribera del río Nalón, AquaXana no solo será un gran espacio ecotermal sino que el edificio que lo alberga es un claro ejemplo de lo que se denomina arquitectura ecológica. Su planta, ligeramente sumergida bajo el nivel del suelo, recupera el manto vegetal que había antes de la obra y, a los ojos del visitante, es como un jardín de formas redondeadas que esconde más de 800 metros cuadrados de piscinas de diversas formas y tamaños, y áreas de hidroterapia y relax.

La protagonista de AquaXana será la piscina de La Cúpula. Inspirada en el panteón de Agripa, de la antigua Roma, cuenta con una lámina de agua de 350 metros cuadrados y equipamiento de hidroterapia en diferentes modalidades, con sistemas de masaje subacuático por aire y agua. Y, en el centro, un impresionante géiser de 14 metros de altura, como peculiar motivo ornamental. Esta instalación cuenta, además, con piscina activa y piscina termal exterior con agua caliente, traída del manantial de Las Caldas.

El Instituto Vida Sana, por su parte, estará integrado por un equipo multidisciplinar de profesionales de la medicina y la balneoterapia, y asesorará todas las actividades que se desarrollen en la Villa Termal: deporte, salud, ocio, alimentación, etcétera. Estará formado por una clínica médica y de fisioterapia, una unidad de deporte-salud y rendimiento, y un centro deportivo.

Estos nuevos complejos vendrán a sumarse a las instalaciones ya existentes del Balneario Real, situado a pocos metros, que forma parte del conjunto de la Villa Termal. En el histórico edificio de la antigua Casa de Baños, este balneario cuenta con tres áreas distintas: el Manantial (circuitos estimulantes y relajantes, termas secas y de vapor, junto a la cueva donde sale el agua mesotermal a 40 grados centígrados), la Sala de las Columnas (un espacio para realizar un circuito pensado para hacer en pareja o en pequeños grupos de amigos, a base de pedi-luvio, ducha tropical, ducha de contrastes, terma romana, jacuzzi, masajes y tratamientos, y un salón de relajación-rehidratación) y la Zona de Tratamientos (con 25 cabinas de tratamientos, individuales o en pareja, en las que se aplican técnicas como el hidromasaje con agua termal minero-medicinal con cromo y aromaterapia, chorro jet y ducha escocesa, ducha Vichy, envolvimientos en lodos, algas, chocolate, vino, aceites y té, así como todo tipo de masajes clásicos y especiales).

Este completo conjunto termal cuenta con instalaciones hosteleras de primer orden. Así, Las Caldas Villa Termal tiene dos hoteles: el Gran Hotel Las Caldas, de cinco estrellas, con carácter de hotel clásico pero equipado con instalaciones vanguardistas. Tiene 79 habitaciones, los servicios propios de un establecimiento de su categoría y acceso directo al balneario. El otro, el hotel Enclave, de cuatro estrellas e inaugurado en diciembre de 2010, ha sido construido para que la luz y el espacio sean los protagonistas. Sus 77 habitaciones tienen vistas a la sierra del Aramo y al valle del río Nalón, y, además de tener acceso al balneario, en el mismo edificio está el Instituto Vida Sana y es el establecimiento más cercano a las nuevas instalaciones de AquaXana.

Y en Asturias no podía faltar un homenaje a la buena gastronomía, que se oferta en el restaurante Viator, establecimiento supervisado por el chef Luis Alberto Martínez Abascal en el que no solo se sirven platos de alta cocina sino que también se cuida de la nutrición de aquellos que estén recibiendo tratamientos específicos.
www.lascaldasvillatermal.com