La Ruta del Incienso en Yemen que realizaron los Reyes Magos

La Ruta del Incienso es un antiguo camino comercial que unía Egipto con India a través de Arabia. Se supone que es la que realizaron los Reyes Magos para llegar hasta Nazaret a ver al recién nacido.

Parte de la antigua Ruta del Incienso pasaba por Yemen, país en el que se ubicaba una zona del reino de Saba. A través de él pasaron los Reyes Magos, camino a Nazaret para llevar al "nuevo Dios" oro, incienso y mirra, siguiendo la Ruta del Incienso. Ésta se puede recorrer desde Sanaa (capital de Yemen) hasta Hadramut, una de las zonas más llamativas de la ruta.

Sanaa fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a tesoros como torres de piedras de más de 600 años o los "nidos de águilas" que parecen sus edificaciones. Desde esta ciudad la Ruta del Incienso atraviesa el desierto hasta Maareb, antigua capital del Reino de Saba que consiguió crear un vergel en medio del desierto gracias a la construcción de una presa de 800 metros de longitud por 12 de alto y 8 de ancho.

La ruta continúa en las ruinas de Shabwa, antigua capital de Hadramut, habitada hasta el siglo XVI. Esta ciudad tuvo un gran esplendor hasta su desaparición y en los alrededores se pueden visitar las minas de sal que le dieron su fama.

En las ciudades de Habban y Azzan se supone que los Reyes Magos encontraron las reliquias que más tarde le regalarían al Niño Jesús y que ahora se encuentran en la catedral de Colonia (Alemania). Todas las construcciones de estas ciudades son de adobe, hecho que llama la atención del viajero.

Otras ciudades de esta zona de Hadramut es Shibam, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en la que una muralla rodea una ciudad creada con en altas torres de adobe.

Más información en www.yementourism.com