La ruta de los castillos de Huelva

Los castillos de Huelva son una más que buena excusa para visitar y recorrer una provincia que no decepcionará al turista.

La Banda Gallega es el nombre histórico con el que se conoce parte de la Sierra de Huelva y la línea de las construcciones defensivas creadas en la Sierra de Aracena por los reyes cristianos para defenderse de los musulmanes. Esta Banda Gallega comenzó a construirse por orden del Rey Sancho IV ‘El Bravo'' en el siglo XII y hoy es uno de los lugares más visitados de Huelva.

La ruta propuesta comenzaría en Cala, donde se encuentra una antigua fortificación y un mirador desde el que disfrutar de la Sierra de Aracena. Muy cerca, Santa Olalla de Cala ofrece un imponente castillo ubicado sobre un cerro y flanqueado por diez torres defensivas. La siguiente parada es Zufre en la que se encuentra los vestigios de una muralla almohade de la que forma parte la Torra de la Harina, utilizada por el Rey Sancho IV.

En el corazón de la Sierra, la población de Aracena acoge el Cerro del Castillo donde se puede disfrutar de la iglesia Pioral del Castillo y los restos de la antigua fortaleza. Y para descansar de tanta construcción defensiva, bajo tierra, en Aracena, se encuentra la Gruta de las Maravillas, un lugar de indispensable visita en el que el visitante disfrutará de una cueva cárstica de más de un kilómetro.

Continuando con la ruta de los castillos, en la carretera Sevilla-Lisboa se encuentra el Castillo de Cortegana, uno de los mejores conservados y en cuyo interior se puede ver un museo con piezas arqueológicas y mobiliario de época. Pocos kilómetros al sur se extiende Almonaster la Real. Allí se puede admirar una de las escasas fortalezas árabes que aún se mantienen en pie desde la época califal y que forma parte de un conjunto que integra una mezquita de la misma época y la más reciente plaza de toros.

En Cumbre Mayores espera al visitante el castillo conocido como Santo ‘El Bravo'' donde destacan sus muros almenados de diez metros de altura y tres de grosor. Y para finalizar, en Aroche se puede ver una imponente muralla del siglo XVII y el Castillo de las Armas de Aroche.

Como alojamiento en la zona, una de las opciones es Puerto Antilla Gran Hotel, en primera línea de playa y con amplias instalaciones donde descansar tras una jornada cultural.