La roca vikinga es Preikestolen

La región de los fiordos resquebraja la costa noruega en profundos y sinuosos desfiladeros bañados por el Mar del Norte, donde soplan vientos vikingos. La panorámica más espectacular puede admirarse desde lo alto del Preikestolen o Pulpit Rock, la masa rocosa que observa el fiordo de Lyse, en la región de Rogaland. La excursión hasta este púlpito de piedra, enclavado a 600 metros de altura, exige al menos dos horas de subida y una hora y media de bajada en medio de un paisaje que reúne prados, lagunas glaciares y casitas con techos de corteza de abedul. El camino tiene un nivel de dificultad media. Al regresar por la carretera, se obtienen vistas panorámicas de este fiordo perfecto. La cercana población de Stavanger es el mejor punto de partida; uno de sus alojamientos es el coqueto Skansen Hotel (www.skansenhotel.no). Junto a sus barrios de edificaciones blancas y su estupenda gastronomía marinera, la estancia en la ciudad puede aprovecharse para visitar el interesante Museo del Petróleo Noruego (www.norskolje.museum.no/uk/hovedframe.htm) y encender una vela en su pequeña catedral románica.
www.noruegaturismo.com