La Prenzlauer Berg de Berlín

En la capital alemana convive una vida nocturna abanderada por más de 200 clubs y una amplia oferta de citas y eventos culturales. Al noreste de la capital, la zona de Prenzlauer Berg muestra el Berlín más atrevido.

Esther Rodríguez

Antigua zona deprimida del Berlín de la RDA, el de Prenzlauer Berg se ha convertido en un barrio de lo más cool. Si quieres descubrir una de sus calles más jugosas, acércate hasta Oderberger Strasse (metro Eberswalder Strasse, línea U2), paralela a la popular Danziger Strasse y muy cerca del Mauerpark (Parque del Muro), antigua frontera de Berlín Este y Oeste. La original VEB Orange (Oderberger, 29. Tel.: 00 30 97 88 68 86) inaugura nuestro paseo. Esta tienda de artículos de segunda mano constituye un museo de los años 60 y 70, con ropa, revistas, discos, muñecas y hasta maletas, vajillas, muebles e incluso cepillos de dientes de la época. Si este viaje en el tiempo te ha abierto el apetito, déjate tentar por las delicias culinarias del Hüftengold (Oderberger, 27. Tel.: 00 30 41 71 45 00), una tienda-café multifuncional donde degustar desde un café o un té a un cóctel, un vino o diversos batidos y zumos. Si el tiempo acompaña, se puede disfrutar de un tentempié en su terraza-jardín multicolor. La siguiente parada es Silberfischer''s Home Shop (Oderberger, 23. www.silberfischer.com). En esta divertida boutique-taller el diseñador Elle Riethmüller crea camisetas, vestidos y sudaderas con los dibujos elegidos por sus clientes. La gran peculiaridad es que el material utilizado para tal fin son bayetas de cocina convencionales de todos los colores.

Las tiendas de ropa vintage y de segunda mano conviven con exclusivas boutiques en cuyos escaparates lucen prendas de corte glamouroso que nada tienen que envidiar a las de la elegante Friedrichstrasse. En FreiStil (Oderberger, 6. www.freistil-berlin.de) tienen lo último en moda a precios muy asequibles (a partir de 40 a). Para los que prefieran un estilo más elegante y refinado, Anja Brüning ofrece en Parapluie (Oderberger, 5. Tel.: 00 30 56 73 30 59) diseños de corte parisino; eso sí, sólo recomendable para bolsillos desahogados. Pero si lo que buscas es ropa desenfadada con un toque chic, no olvides visitar Gallery (Oderberger, 48. Tel.: 00 30 47 37 23 28

Como en la mayoría de cafés berlineses, a lo largo de esta colorida calle se suceden locales multifuncionales donde es posible desayunar, almorzar, tomar una copa, degustar unos vinos o cenar en una atmósfera bohemia. Un lugar a tener en cuenta es Moblé (Oderberger, 2), un café ultramoderno frecuentado por berlineses estrafalarios. Si eres de los afortunados que dominan el idioma, aquí podrás ojear a tus anchas la prensa nacional. En el extremo opuesto de la calle, el café-heladería Kauf dich glüklich (Oderberger, 44) invita a degustar un delicioso helado en un ambiente más familiar. Su decoración kitsch no deja indiferente.

Una cena y una copa chic con vistas
De Prenzlauer Berg a Kreuzberg, otro de los barrios con más ambiente nocturno de Berlín. En la planta 16 de un edificio de hormigón abre sus puertas Solar, un restaurante-lounge con espectaculares vistas sobre la ciudad. El ascensor acristalado que conduce hasta las alturas deja sin respiración... Su cocina de estilo mediterráneo no es uno de sus fuertes, pero en el lounge de la planta 17 sirven gran variedad de cócteles en un ambiente chic. Los precios son asequibles. Abierto todos los días desde las 18 horas. (Stresemannstrasse, 76. www.solar-berlin.de).