La isla de San Lucas, de violento penal a atracción turística

Foto: Gil Giuglio/Hemis/Corbis

El gobierno de Costa Rica quiere convertir la antigua cárcel de San Lucas en una notable atracción turística y, con tal fin, la ha declarado reserva natural por su inestimable valor biológico e histórico. El nombre de esta isla ha circulado por todo el mundo desde 1969 gracias a la novela de José León Sánchez (preso por un delito que no cometió) La isla de los hombres solos. La cárcel estuvo operativa desde 1973 hasta 1991 y pasó a ser refugio nacional en el año 2004. San Lucas dejará atrás su pasado carcelario para transformarse en un edénico paraje cubierto de bosques, playas de aguas turquesas, asentamientos indígenas y una fauna variada y exótica. La isla de San Lucas, enclavada en el golfo de Nicoya, frente a las costas de Puntaneras -ciudad costera al noroeste de San José-, abrirá sus puertas al público a partir de diciembre de 2005.
www.visitcostarica.com