La gran muralla se debilita

Foto: Martin Puddy/Corbis

Una de las grandes maravillas arquitectónicas del planeta atraviesa por una situación delicada en algunos de sus tramos más conocidos, como el Paso de Jiayuguan, la mayor entrada de la Gran Muralla, que muestra peligro de derrumbamiento debido a la constante erosión provocada por la lluvia, las tormentas de arena y los fuertes vientos de la zona. Esta plataforma, de 14 metros de ancho y 15 de largo, está situada en la provincia de Gansu, al norte del país, y comenzó a edificarse en el año 1732, durante la dinastía Ming, para permitir el paso de las caravanas procedentes de la actual Mongolia. Ante tal situación, las autoridades chinas se plantean la puesta en marcha de un proyecto de rehabilitación para impedir el deterioro de este enclave tan frecuentado por turistas.
Información: www.cnto.org