La frontera azul es Torres del Paine

El granito negro, una piedra que define a este conjunto kárstico formado hace doce millones de años, es la principal seña de identidad del sector Torres del Paine, una extensa zona geográfica a 113 kilómetros de Puerto Natales. Este Parque Nacional, declarado reserva mundial de la Biosfera, reúne una fauna y flora únicas -desde guanacos a flamencos, cóndores y orquídeas-, una dramática orografía de montañas de 3.050 metros de altitud -como el Macizo del Paine- y glaciares de hielo ancestral. Geológicamente, su paisaje marcado por la glaciación crea un anfiteatro de granito constituido por formaciones denominadas Cuernos y Torres, rematado por lagos turquesa como Nordenskjold y Pehoé, y lagunas como Amarga y Azul. Las estancias colindantes, dedicadas al ganado y al turismo, son perfectas para practicar escalada, excursiones y safaris fotográficos. Su red de senderos ha contribuido a que su nombre pueble los sueños de los aficionados al trekking. A ello se agrega la opción de servicios y alojamientos del Hotel Explora (www.explora.com), con todos los servicios incluidos, a orillas del lago Pehoé. En las afueras, la Hosteria Mirador del Paine (www.miradordelpayne.com), en lago Verde, es ideal para las excursiones a caballo.
www.turismochile.com