La época dorada de "los nuevos negros"

Fue en la década de los 20 y 30 cuando el barrio negro de Nueva York conoció sus años dorados.

Un renacimiento que no sólo se redujo a la literatura o a las revueltas contra el racismo sino que redefinió la cultura afroamericana, celebrando su herencia y convirtiéndose en "los nuevos negros", término acuñado en 1925 por el sociólogo Alain LeRoy Locke. Uno de los factores clave del lamado "Harlem Renaissance" fue la masiva llegada de población negra a las ciudades del norte (Nueva York, Chicago o Washington) entre 1919 y 1926. Descrita como "una emancipación espiritual" por Locke en su libro The New Negro (1925), esta migración, junto a la apertura de la sociedad en los locos años 20 y el boom de intelectuales de color, contribuyeron al éxito de los artistas negros durante este período que transformó la cultura americana. También el baile lindy hop, precursor del swing, nació a finales de los 20 en el Savoy Ballroom, donde cada sábado bailaban al ritmo de grandes bandas e inventaban nuevos pasos. Con el tiempo desarrollaría otras formas como el swing de la costa oeste, el jitterbug, el rock and roll o el boogie woogie.