La desconocida belleza de Arlés

Foto: GETTY

En la Provenza francesa, la bella Arlés es un secreto a voces ya descubierto por Van Gogh en el siglo XIX. Esta villa del sur de Francia cruzada por el Ródano tiene una historia que se remonta al siglo VI a.C. cuando fue fundada por los griegos bajo el nombre de Theline. Posteriormente, celtas y romanos ocuparon su territorio y gracias a ellos encontramos algunos de los restos más llamativos de la ciudad como el anfiteatro romano (las arenas) o el teatro, también romano.

Pero, sin duda, es Van Gogh y su legado de más de 300 pinturas por quien Arlés es conocido mundialmente. Y es que el excéntrico artista pintó aquí obras tan importantes como La noche estrellada y Los Olivos de Saint-Rémy.