La ciudad de Richmond acapara "Lincoln", lo último de Spielberg

Con su última película, Spielberg ha conseguido llevar a la gran pantalla un trecho biográfico del hombre que empezó a obsesionarle en su infancia: Abraham Lincoln. Richmond acapara la mayor parte del rodaje, un hecho que ya se incluye en las guías turísticas locales como parte del tour por los lugares esenciales de la guerra civil.

B. Iznájar

La crónica de quien alcanzara la decimosexta presidencia de Estados Unidos se encuentra íntimamente ligada a la historia de la capital del Estado de Virginia, Richmond, y a su vez la ciudad compila, como ninguna otra, la esencia de los acontecimientos que cambiaron el rumbo del país durante su guerra civil. Estas circunstancias contribuyen a que el rodaje se detenga sobre todo en los interiores de un paisaje urbano que conserva las señas de identidad burguesas y esclavistas de los habitantes de mediados del siglo XIX.

Las esquinas que forma la Novena con las calles Grace y Bank permiten contemplar al viajero la imponente perspectiva del inmueble de 1788, blanco y clásico, que alberga el Capitolio estatal, transformado por los distintos tiros de cámara en el Parlamento de Washington D.C. de la época. En su pequeño hemiciclo se concentra un gran número de escenas que han recreado las acaloradas discusiones de los congresistas durante el debate de la decimotercera enmienda, y sus salones han sustituido a los homónimos de la Casa Blanca.

Al salir a la calle, la emblemática Carytown conduce hacia el aire fresco que llega del parque Maymont, escenario que sirve de plató tanto para ubicar cruentas escenas de la batalla de Appomattox como el relajado paseo del presidente y su esposa a bordo de un elegante carruaje, que bien podría haber sido rescatado del museo que alberga ese vergel victoriano, además de una espléndida mansión visitable a orillas del río James.

Por la restringida vía de Governor Street, entre los números 219 y 223, perviven algunas de las casonas que fundaron uno de los primeros barrios exclusivos de la ciudad (Morson''s Row), como la imponente residencia que el filme adjudica al líder republicano. En Capitol Square, la que se levanta en la Novena, cuyo clásico frontispicio muestra la leyenda State Office Building, sirve para localizar el departamento telegráfico presidencial desde el que Abraham Lincoln se comunica con sus colaboradores.

Tras las huellas de la guerra civil estadounidense

En la ciudad de Petersburg, fundada en 1748, también quedaron grabadas las huellas de la contienda civil de Estados Unidos y, por tanto, está unida a la figura abolicionista de Abraham Lincoln. A treinta minutos en coche de Richmond, las cámaras de Spielberg se detienen en la preciosa Station Union, donde el presidente habla a las masas mientras se iza la bandera de la nación, o en la singular fachada del mercado de Old Towne y la histórica estación Depot South Side, que alojará un centro de interpretación de la guerra civil.

// Outbrain