La Catedral de Palma desde lo más alto

Hasta finales de octubre se podrán realizar visitas guiadas a las terrazas de La Seu, la Catedral de Palma de Mallorca.

La Seu organiza de lunes a sábado visitas guiadas que permiten el acceso a sus rincones más recónditos, descubriendo así el monumento desde una nueva perspectiva. A través de este recorrido se podrá disfrutar de de cerca el campanario, las terrazas y disfrutar de una panorámica de la ciudad y del rosetón mayor, que con casi 100 metros cuadrados de superficie es uno de los más grandes del gótico europeo.

Junto al portal de la Almoina parte una escalera de caracol que da comienzo a la visita. Su ascenso supone revivir la historia del propio campanario, pues entre los siglos XV y XVIII era el lugar donde se refugiaban los fugitivos. En la Sala Mitjana todavía se observan algunos de los restos que dejaron estos inquilinos.

Tras esta visita se llega al nivel superior, donde está la Sala de las campanas. Esta estancia está formada por nueve campanas góticas cuyo conjunto es uno de los más grandes de Europa. Cuatro de las nueve campanas son originales y datan de 1312. Las otras cinco fueron refundidas en los siglos posteriores, incluyendo la más grande de ellas, la N''Aloi, con 4.670 kg de peso.

A continuación se accede a la terraza norte de La Seu, que ofrece unas maravillosas vistas de la ciudad de Palma. Desde aquí, la panorámica permite observar toda la ciudad con sus iglesias, conventos y edificios singulares, llegando a alcanzar hasta el Ensanche y la Sierra de Tramontana.

En esta terraza las panorámicas comparten protagonismo con el rosetón mayor que ofrece la posibilidad de observar de cerca los escudos de la dinastía de los reyes de Mallorca, ubicados a su alrededor, y las gárgolas que datan desde los inicios de su construcción hasta el siglo XIX.

En el lado opuesto, la terraza sur está orientada al Mediterráneo y a la Bahía de Palma. Y es que tanta cercanía del templo con el mar no se da en ningún otro lugar del mundo. De hecho, fue por mar como se trajeron los materiales para la construcción de la catedral.

Una vez se ha alcanzado la cima de la torre sur se ha llegado el punto más alto del recorrido: la zona de la fachada principal, entre el rosetón y el hastial. Desde aquí se aprecia el conjunto escultórico de la Asunción de la Virgen y los detalles de la fachada en estilo neogótico, construida en el siglo XIX tras el desmoronamiento de la original.

Este recorrido de una hora de duración cuesta 12 euros y puede reservarse en la web de la Catedral. El programa ofrece seis visitas guiadas de lunes a viernes y tres los sábados.