La catedral de Oviedo descubre una conexión oculta con su Cámara Santa

Las rehabilitaciones llevadas a cabo en la catedral de Oviedo, que han desvelado una conexión oculta con su Cámara Santa, y en la iglesia de Santa Cristina de Lena impulsarán el desarrollo de la Ruta del Prerrománico Asturiano, que permitirá al viajero disfrutar aún más de estos tesoros arquitectónicos.

Regina Buitrago

La catedral de Oviedo, sede de la Cámara Santa, a su vez Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, luce ya remozadas algunas de sus históricas dependencias. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha aportado para estas actuaciones referidas al prerrománico asturiano un total de 540.480 euros. Es la vigésima actuación desarrollada dentro del Plan Director de la Catedral, iniciado en 1996. En esta ocasión se intervino en diversas zonas, como la girola, y en fachadas y sillares de sus capillas radiales. Los turistas que la visiten podrán comprobar también las novedades en la capilla de la Virgen de Covadonga, donde se sustituyó el retablo neobarroco por un dosel de cerezo y se restauró, por donación anónima, la imagen de la Santina, a la que se revistió con un manto de terciopelo rojo con puntilla de oro y realzado por miles de piedras de cristal. Al acometer dichas obras se descubrió tras ese retablo una parte de la torre original de San Miguel y una oculta conexión con la Cámara Santa y la Cripta de Santa Leocadia. También se trabajó en la cubierta del tambor de la Sacristía y en la restauración de su fresco del siglo XVIII.

Por otro lado, la Cámara Santa, en su día capilla del rey Alfonso II El Casto, ha experimentado numerosas mejoras, como la instalación en sus cubiertas de un nuevo sistema de evacuación de las aguas que afectaban a la cripta de Santa Leocadia, la restauración de las cornisas románicas exteriores, la limpieza de la portada gótica de acceso a la antecámara y la del acceso a la Torre Vieja, la sustitución de los vidrios de seguridad y la colocación de barandillas para un más cómodo acceso de los visitantes. Aún resta por ejecutar aquí el 20 por ciento de las obras. Así, las maravillosas cruces de los Ángeles y de la Victoria, y la Caja de las Ágatas serán reubicadas frontalmente dentro de la Capilla Palatina. Igualmente, y en esta misma dependencia, el Arca Santa, el Santo Sudario, el Calvario y el espectacular Apostolado románico deberán esperar su turno.

// Outbrain