Kilauea, el volcán más activo del planeta

En la isla de Hawai, este volcán lleva en erupción más de 30 años.

Viajar
 | 
Foto: ISTOCK

La erupción de un volcán nunca hay que tomarla a la ligera ni subestimarla. La lava y ceniza que de ellos  manan han provocado auténticos desastres a lo largo de la historia. Desde la desaparición de Pompeya y Herculano en el siglo I d.C. hasta la actual evacuación de miles de personas en la isla de Hawai.

En este sentido el aumento de actividad del volcán Kilauea, en la isla de Hawai ha provocado el desalojo de todos los municipios que se encuentran en las inmediaciones del volcán, lo que supone unas 10.00 personas. De sus nuevas grietas, producidas por un gran número de terremotos de hasta 5 grados en la escala Richter producidos en los últimos días, se han visto cascadas de lava de hasta 45 metros. Es cierto que es muy peligroso, pero no por ello deja de ser igual de espectacular.

El volcán Kilauea, al sureste de la isla, lleva en erupción constante desde el 3 de enero de 1983 y desde entonces, se han modificado en varias ocasiones las principales salidas de lava, pasando de unas grietas a otra y teniendo también momentos de calma simulada.

Este volcán es el más joven de la isla y su nombre, Kilauea, -"vomintando" en hawaiano- hace referencia a las frecuentes erupciones que ha sufrido a lo largo de la historia. Y es que aunque la que está viviendo ahora es la más larga -más de 30 años ininterrumpidos-, lo cierto es que los flujos de lava han sido muy frecuentes en los últimos siglos. De hecho, este volcán es el más activo del planeta.

El volcán Kilauea es tan curiosos que los primeros hoteles establecidos en sus alrededores para su observación datan de finales del siglo XIX y es, aún hoy día uno de los grandes atractivos turísticos de Hawai, aunque sea también uno de los más peligrosos.

// Outbrain